Granados denuncia a la UCO por no investigar los vínculos de Marjaliza con el narcotráfico en Púnica

David Marjaliza
David Marjaliza en el primer juicio de la trama Púnica.

Francisco Granados ha denunciado al denominado ‘cerebro de la trama Púnica‘, David Marjaliza, por su presunta vinculación con el narcotráfico y a los 6 agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, UCO, que participaron en la investigación de la causa por omisión del deber de perseguir un delito.

Ambas denuncias han sido presentadas este miércoles en los Juzgados de Instrucción de Plaza de Castilla de Madrid, días después de que el primer juicio de la Púnica conocido como caso Talamino, quedara visto para sentencia.

En la primera de las denuncias, la defensa de Granados que representa Javier Vasallo señala que «a lo largo de la instrucción, así como durante las sesiones del juicio oral de la referida pieza (caso Talamino), de la declaración de David Marjaliza, se desprendieron numerosos indicios, además de las transcripciones de las conversaciones telefónicas intervenidas, que acreditan que por parte de Marjaliza, así como de Eduardo Arellano Céspedes y Santiago Taraviño Manzanero, se han podido consumar presuntos delitos contra la salud pública o blanqueo de capitales«.

Durante la investigación de esta trama corrupta dirigida por el Juzgado de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, cuyo titular actual es Manuel García Castellón, se procedió a la intervención de llamadas telefónicas, seguimientos y vigilancias desde el mes de junio de 2014 por parte de la UCO.

La denuncia aporta numerosas llamadas incluidas en el sumario de Púnica y relata como el pasado 15 de noviembre, los agentes que participaron en la intervención y transcripción de dichas conversaciones admitieron en el juicio del caso Talamino que «por falta de medios no se investigó la relación de Marjaliza con traficantes, y con Eduardo Arellano Céspedes y Santiago Taraviño Manzanero, al considerar que era más importante investigar su implicación en la trama de corrupción».

El escrito afirma que en las conversaciones intervenidas por la UCO, «es posible notar como los interlocutores emplean un lenguaje en clave y se refieren a entregas de dinero de ida y vuelta, bajo la cobertura falsa de supuestos ‘vehículos’.

«Según consta en la documentación que aportamos con la presente denuncia», añade, «Marjaliza entregó en una de las ocasiones 30.000 euros y le devolvieron 55.000, un sistema que sin género de duda encubre el lavado de fondos negros, o la obtención de ganancias dentro del mundo del narcotráfico, participando, a través de la aportación del dinero, en la comisión del delito».

Francisco Granados
Francisco Granados durante el primer juicio de la trama Púnica (Foto: Efe).

La denuncia contra los investigadores

La defensa del exconsejero madrileño también ha presentado una segunda denuncia por presunto delito de omisión del deber de perseguir delitos directamente dirigida a los citados 6 agentes de la UCO que investigaron la trama Púnica.

En la segunda denuncia, se menciona el oficio redactado por uno de los agentes con fecha 12 de febrero de 2015, en el que se constataba el supuesto delito de revelación de secretos juzgado recientemente en el denominado caso Talamino: «Recogió hechos que sucedieron coetáneamente a la vez que la salud pública, pero simplemente hablan de un supuesto delito de revelación de secretos, dejando de lado la persecución de un delito contra al salud pública».

«Llamamos la atención del juzgador», enfatiza la denuncia, «en el sentido que en ese mismo oficio, que da pie a un presunto delito de revelación de secretos y a una pieza que se celebró en el mes de noviembre de 2017, a pesar de ser las mismas escuchas para ese agente instructor, no dio pie a un delito contra la salud pública y blanqueo de capitales derivado de esta organización

«No consta que los referidos agentes hayan iniciado ningún tipo de acción en defensa de la legalidad y del  interés  público, motivo por el cual se interpone la presente denuncia, es más, conocedores de estos hechos han contribuido y cooperado en los más absoluto de los silencios para que el investigado en la causa de la Audiencia Nacional, Marjaliza, obtuviera el beneficio del ‘perdón tacito’… o a la sazón obtener el premio a la futura cooperación», concluye.

Ambas denuncias en las que se solicita la declaración de Marajliza y de los 6 agentes de la UCO ya han sido remitidas a los Juzgados de Instrucción de Madrid, que se encargarán de su investigación tras efectuar el reparto de los dos casos.

Lo último en Investigación

Últimas noticias