La Generalitat traicionó al Gobierno filtrando a EEUU una supuesta deuda de 619 millones con los Mossos

Generalitat
Natalia Mas

La directora general de Análisis Económico, Natalia Mas Guix, desveló datos confidenciales de la Generalitat al Departamento de Estado de Estados Unidos antes que al Gobierno central sobre una supuesta deuda acumulada de 619 millones que, según ella, había contraído Madrid en el marco de la financiación de los Mossos d’Esquadra.

Es otra más de las deslealtades e invectivas que las autoridades catalanas labraron a lo largo del proceso independentista. La revelación de los datos figuraba en un correo electrónico que la Guardia Civil intervino en las oficinas de la Vicepresidencia de Economía y Hacienda en la Rambla barcelonesa el 20 de septiembre, días antes del intento de golpe de Estado de Puigdemont.

La funcionaria de la Consejería de Oriol Junqueras había enviado un email el pasado 24 de mayo a Ross S. Campbell ([email protected]), un alto cargo de la Administración estadounidense, en el que le proporcionaba información sobre la evolución y despliegue de los Mossos en Cataluña y los incumplimientos del Gobierno central con la Generalitat en materia de seguridad.

La colaboradora de Junqueras, que sigue en su cargo tras la aplicación del artículo 155, afirmaba: “La Junta de Seguridad no ha sido convocada desde el 2009 y tampoco se ha actualizado el monto de la financiación. La Generalitat calcula una deuda acumulada desde 2009 de 619 millones de euros”.

La directora general del Govern catalán insistía en sus explicaciones sobre la ausencia de compromiso por parte de La Moncloa: “A partir de 2009, estos gastos se introdujeron en el modelo de financiación. El monto acordado en ese momento fue de 1,084 millones de euros, en función de la cantidad de fuerzas de seguridad desplegadas en 2009. Esta cantidad debe actualizarse anualmente hasta que se registre el despliegue final de las fuerzas de seguridad, lo cual fue acordado previamente con el gobierno central”.

Y Natalia Mas, se despedía del funcionario americano poniéndose a su disposición “en caso de que tenga alguna otra pregunta”.

Fuentes gubernamentales manifestaron a OKDIARIO que el correo electrónico es una prueba más de la deslealtad de los gobiernos de Artur Mas y Carles Puigdemont con el Estado: “Se han gastado el dinero de los contribuyentes en desacreditar a España en Europa y Estados Unidos, porque esa funcionaria y la Generalitat carecían de competencias para tratar directamente con un alto funcionario de la Administración norteamericana. Es todo un disparate”, señalaron.

Puigdemont informó a Madrid 3 meses después

La mujer de confianza de Junqueras, facilitando esa información a Washington, se adelantaba tres meses a la difusión de los datos por parte de la Generalitat. La supuesta deuda con los Mossos no fue desvelada por Puigdemont hasta después del atentado yihadista en Las Ramblas a finales de agosto.

Entonces el Govern, en un nuevo ataque de victimismo, desveló a través de su consejero de Justicia, Carles Mundó, que Junqueras había mandado un mes antes una carta a Rajoy reclamando la deuda que el Estado había contraído con la Generalitat a cuenta del despliegue de los Mossos que, según él, ascendía a 688 millones de euros. Aquella queja daba a entender torticeramente que la masacre podría haber sido evitada con tal partida económica.

Además de la excentricidad del Gobierno catalán, lo más sorprendente era que la funcionaria que firmaba el correo electrónico, Natalia Mas Guix, que ocupaba un cargo importante dentro del staff del Govern desde febrero de 2016, no tenía ninguna competencia sobre los datos que filtraba.

El decreto de la Generalitat 40/2017 del 2 de mayo delimita cuáles son las competencias de la Dirección General de Análisis Económico: elaboración de propuestas y estudios sobre la economía catalana, promoción de actividades de investigación y análisis y estadística y programación macroeconómica promulgada por organismos internacionales.

Sin embargo, en ningún apartado se recoge que pueda hacer de puente con el departamento de Estado de los Estados Unidos y, mucho menos, facilitar información interna sobre el funcionamiento y la financiación de los Mossos d’Esquadra a un Gobierno de otro país antes que al de tu Estado.

Natalia Mas, además de enviar el correo interceptado por la Guardia Civil al funcionario norteamericano, remitía una copia a la andorrana Eulalia D’Ortado, que se presenta en las redes sociales como asesora política del Consulado General de Estados Unidos en Barcelona. D’Ortado así mismo fue la primera funcionaria de Andorra en las Naciones Unidas.

Lo último en Investigación

Últimas noticias