El abogado de Puigdemont colocó a la hija del juez De Prada en un proyecto editorial

Gonzalo Boye
El abogado Gonzalo Boye fue condenado a 14 años de cárcel por colaborar con la banda terrorista ETA en el secuestro de Emiliano Revilla.

Cuando el juez José Ricardo De Prada insinuó que en España se practicaba la tortura y fue censurado públicamente por sus palabras, entre otros, por el ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz, el juez fue defendido de manera encolerizada por la organización Rights International Spain (RIS).

El RIS es una ONG que con dinero de Soros financia al abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, en muchas de sus iniciativas contra el estado español. Y la protesta no quedó ahí: inmediatamente, la secundaron la propia APDHE y la Organización Mundial contra la Tortura (OMCT). Las tres asociaciones subvencionadas con miles de euros de los fondos del multimillonario especulador.

Esas mismas asociaciones volvieron a emitir posteriormente otro comunicado solidarizándose con De Prada tras adoptar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) la decisión de bloquear su reingreso en la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional para hacerse con el control de un nuevo juicio sobre la ‘Caja B’ del PP y los ‘papeles de Bárcenas’. El CGPJ se lo impedía por no haber concluido su actividad judicial fuera de España.

De Prada, que ya formó parte de la sala de apelaciones de crímenes de guerra de la Corte de Bosnia-Herzegovina en Sarajevo (2005-2008), se encontraba entonces en La Haya en el tribunal que estudiaba la apelación a la sentencia que condenó a Radovan Karadzic por genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra.

Pero las coincidencias entre el letrado Gonzalo Boye, condenado por el secuestro de Emiliano Revilla por la banda terrorista ETA, con el magistrado De Prada no sólo se limitan a la colaboración con organizaciones financiadas por Soros sino también a intereses familiares: la hija del magistrado de la Audiencia Nacional, Pilar Irene de Prada, participó en el proyecto de la edición de un libro firmado por varios autores, que fue patrocinado por Boye. En la obra se presentaba a la hija del magistrado como abogada y politóloga, aunque carecía de experiencia profesional.

Lo último en Investigación

Últimas noticias