Investigación

SOBRE EL REFERÉNDUM ILEGAL

Un dirigente de la ANC se confiesa en una grabación: “Si un policía kamikaze se lía a hostias, hemos ganado”

0 Comentar

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) reconoce que intentará provocar incidentes violentos en las calles el próximo 1 de octubre (1-O), fecha del anunciado referéndum ilegal de independencia, con el fin de transmitir al exterior la imagen de que el Gobierno de Rajoy reprime la voluntad democrática de los catalanes.

En la grabación que hoy difunde OKDIARIO, el dirigente de la ANC Jordi Manyà Martínez, lo expresa gráficamente, al anunciar sus planes para la jornada de la votación: “¿Qué hará la Policía? ¿Habrá kamikazes que se líen a hostias? Alguno habrá. Esa imagen: Enviamos un fotógrafo, unos cuantos jubilados, y con un guardia civil con la porra levantada… ya hemos ganado”.

Manyà sostiene además, como ha informado este diario, que las 8.000 urnas del reféndum ilegal “ya están compradas y las tenemos escondidas en una embajada. Están en el extranjero, por tanto. Y están en Barcelona, pero en un país extranjero, porque una embajada es territorio extranjero”.

Puesto que en Barcelona no hay embajadas, Manyà se refiere presumiblemente a un Consulado extranjero situado en la Ciudad Condal. Siempre según su testimonio, se trataría de la triquiñuela empleada por la ANC para evitar que la Guardia Civil pueda encontrar y retirar las urnas antes del referéndum.

¿Cuántos mossos traicionarán a España?

En la misma conversación, Jordi Manyà explica que la misión de la ANC en la jornada del 1-O será doble: “Enviar tanta gente como podamos a primerísima hora [a los centros de votación], para evitar que la Policía se lleve las urnas, y evitar que queden mesas electorales sin constituir. Los tres primeros votantes que lleguen a cada mesa quedarán constituidos como presidente, vicepresidente y secretario”.

Según el fundador y dirigente de la ANC, los planes de la asociación independentista pasan por enviar a “500 voluntarios” a cada centro de votación, a primera hora de la mañana, para evitar que la Policía se lleve las urnas: “Tenemos que movilizar a los dos millones o el millón y medio de personas que movemos cada 11 de septiembre” [fecha de la Diada independentista de Cataluña].

Pero sus cálculos resultan, por momentos, disparatados. “¿Qué puede hacer España cuando tengamos las urnas colocadas?”, se pregunta, “¿enviar a la Guardia Civil o dar órdenes a los Mossos d’Esquadra? ¿Cuántos mossos traicionarán a España y aceptarán la legalidad catalana? No tengo ni idea, no lo sé. ¿Cómo podemos evitarlo? Enviando gente, y la tenemos”.

Frente a esta multitudinaria movilización ciudadana, el fundador de la ANC se muestra convencido de que el Gobierno apenas podrá enviar a “cinco o seis” agentes de Policía a cada centro de votación, que se verían impotentes para retirar las urnas.

“Mejor mandar jubilados que jóvenes”

“España tendría que desmantelar toda la Policía, quitarla incluso de las fronteras (la frontera de Portugal, la frontera de Gibraltar, de los puertos de Algeciras…)”, enumera Jordi Manyà, “tendría que enviar toda la Policía de España a Cataluña, y como mucho sólo podría mandar a cinco o seis policías a cada centro electoral“.

Pero el objetivo de esta estrategia, no sería sólo evitar la retirada de las urnas, sino proyectar al mundo la imagen de que el Gobierno de Mariano Rajoy emplea la violencia para frenar las ansias de libertad de los catalanes independentistas. En la conversación grabada el pasado 17 de julio, el dirigente de la ANC dice abiertamente que para este fin les conviene más enviar a “un jubilado, una jubilada, un anciano en silla de ruedas que a gente joven”.

“Un hombre en silla de ruedas protegerá más una sede electoral que un joven de 20 años lleno de tatuajes”, afirma, “porque la Policía se verá más capaz de hostiar (sic) al joven que a una anciana para que se aparte. ¿Qué hará la Policía? ¿Habrá kamikazes que se líen a hostias? Alguno habrá”.

Jordi Manya admite que éste es, precisamente, uno de los objetivos de la movilización, difundir al exterior esa imagen de violencia: “Enviamos un fotógrafo, unos cuantos jubilados, y con un guardia civil con la porra levantada… ya hemos ganado. Esa imagen”.

Jordi Manyà Martínez es profesor de Derecho mercantil en la Universidad de Barcelona. Ha sido fundador y vicepresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Como dirigente de esta entidad, ha jugado un papel clave en la organización de la Diada del 11 de septiembre durante varios años y en 2014 fue el encargado de coordinar la campaña El país que volem, puesta en marcha para difundir por toda Cataluña su proyecto independentista.

Últimas noticias

Lo más vendido