Las 10 claves de la detención de Josu Ternera

El momento de la detención y algunas preguntas sin respuesta generan una serie de dudas y suspicacias que, en un futuro, pueden oscurecer la excelente labor de la Guardia Civil y los servicios secretos españoles y franceses, que tenían controlado desde hace años al veterano terrorista.

Josu Ternera, en una imagen de archivo. (Foto: EFE)
Josu Ternera, jefe de ETA, en una imagen de archivo. (Foto: EFE)

La detención de Josu Ternera, el que fuera número uno de la banda terrorista ETA y responsable de decenas de muertes inocentes, provoca una satisfacción personal a todo español de bien, sin embargo quedan en el aire algunas respuestas y sospechas por esclarecer: el momento elegido para su detención, la impunidad con la que se ha movido el etarra por Europa, su participación en las negociaciones secretas con Rodríguez Zapatero o los votos de Bildu que Pedro Sánchez necesita para su investidura.

Todo ello genera una serie de dudas y suspicacias que, en un futuro, puede oscurecer la excelente labor de la Guardia Civil y los servicios secretos españoles y franceses, que tenían controlado desde hace años al veterano terrorista.

Felicidades a la Guardia Civil por haber consumado con éxito la denominada operación ‘Infancia robada’, en homenaje a los niños que fallecieron en el atentado contra el Cuartel de Zaragoza, del que se responsabiliza a Ternera, y en otras acciones terroristas de la banda asesina. Pero a partir de ahora la misión de algunos, entre ellos los periodistas, es analizar con lupa y sosiego algunas de las derivadas de la misión antiterrorista.

El presidente Sánchez felicitó ayer a la Guardia Civil y lanzó un mensaje de solidaridad a favor de las víctimas de la banda etarra: “Hoy más que nunca un abrazo a todas las víctimas del terrorismo”. Pero no se fíen de las notas oficiales y, mucho menos, en campaña electoral.

1.- JUGAR CON VENTAJA. La primera sombra que oscurece la detención es la fecha escogida para la operación: en plena campaña electoral de Municipales, Europeas y Autonómicas. Es una repetición del aprovechamiento de Zapatero del final de ETA en otras campañas electorales. Si se ha esperado ocho años desde el primer chivatazo que propició la fuga de Ternera en mayo de 2011, como desvela hoy OKDIARIO, por qué no esperar hasta después del próximo 26, cuando los españoles están citados a las urnas.

2.- CORTINA DE HUMO. La noticia del arresto de Ternera le viene muy bien al Gobierno como cortina de humo para tapar el escándalo de la retirada de la fragata española del Golfo Pérsico. Y, sobre todo, de sus consecuencias para la industria naviera, algo que ya están destacando los sindicatos.

3.- ASISTENCIA PARA CURAR EL CÁNCER. La detención de Ternera puede suponer una fórmula para oficializar la situación del etarra en territorio francés, sobre todo porque el veterano terrorista necesitaba asistencia médica para tratar el cáncer que padece. El dirigente etarra, que se ha salvado de la acción de la Justicia desde las leyes de amnistía del comienzo de la Transición que lo eximieron de su culpabilidad por el asesinato de Carrero Blanco y por el atentado de la Calle del Correo, tiene un hijo en Francia de cinco años fruto de su relación con la francesa Agnes Cerlo, que durante años le ha dado cobertura en territorio galo.

4.- TIBIEZA DE BILDU. Sorprende la tibieza con la que Bildu ha recibido la noticia de la detención de quien fuera, aunque con otras siglas, su diputado en el Parlamento vasco y número uno de la banda terrorista de cuyas entrañas nació la formación abertzale. El arresto del otrora jefe militar de Otegui no ha provocado en éste ningún tipo de reacción agresiva o de rechazo a la política antiterrorista del Gobierno de Sánchez. Por tanto, tal respuesta huele a pacto. Sobre todo, porque Sánchez necesitará pronto en el hemiciclo los votos de Bildu para confirmar su investidura y no le va a detener ni la memoria de las víctimas de la que tanto se acordaba en su tuit de ayer.

5.- PAGO A LOS SERVICIOS PRESTADOS. El protagonismo de Josu Ternera durante las negociaciones de ETA con Rodríguez Zapatero fue determinante para llegar al acuerdo secreto que envileció a más de uno. ZP no tuvo tiempo para premiar a Ternera porque Mariano Rajoy accedió a La Moncloa en el cruce de años 2011-2012. Por eso, ahora llega el momento de recoger el fruto de la cosecha. Algunos se preguntarán: “¿Oiga, cómo puede calificar una detención policial como un premio?”. Pues sí, una cosa es la detención y otra es lo que siga tras el arresto. El tiempo nos dará la razón. ¿Se acuerdan de aquel deleznable Bolinaga que estaba a punto de morirse y quedó libre por motivos humanitarios? Pues, si nos descuidamos nos lleva a todos los demás a la tumba.

6.- ¿GESTO SINCERO A LA GUARDIA CIVIL? Todo hace pensar que esta detención es un gesto de Sánchez para congraciarse con la Guardia Civil en su aniversario, pero los políticos de la Seguridad del Estado han demostrado ser expertos en el desatino y en la utilización, a veces espuria, de los Cuerpos policiales: GAL, caso Faisán, Villarejo, UCIFA, Operación Nécora, Fondos Reservados….

7.- GUIÑO DEL PSOE AL PNV. Nos encontramos ante un nuevo guiño del PSOE al Partido Nacionalista Vasco. Ternera, que llegó a dirigir la comisión de Derechos Humanos en el Parlamento Vasco, siempre fue mimado por los nacionalistas vascos. En estos momentos, cuando PSE, Bildu y PNV acaban de aprobar una ley que equipara los 900 muertos de la banda terrorista con la guerra sucia del Estado o los asesinatos de las fuerzas parapoliciales durante la Transición, la redención de Josu Ternera supondría la guinda para culminar el “empate infinito” –como lo califica Daniel Portero- que los terroristas vienen luchando desde las instituciones vascas y están a punto de conseguir: el punto final de un proceso de terrorismo sanguinario sin vencedores ni vencidos.

8.- CASO PUIGDEMONT. Ese sería el peor desenlace tras la detención de Josu Ternera, que nos encontráramos ante un nuevo caso Puigdemont, pero en versión terrorista. Que los Boye de turno comiencen a reivindicar su liberación en aras del fin del terrorismo de ETA o por falta de pruebas en la causa judicial en España. Tiempo tenemos para comprobarlo.

9.- CONTINUIDAD DE SANZ ROLDÁN. Está claro, por las informaciones que posee OKDIARIO, que tras la detención de Ternera sobresale el sello de los servicios secretos del CNI que ha colaborado con sus colegas de la inteligencia del Ministerio del Interior galo. Por tanto, el éxito es también atribuible al director del CNI, Félix Sanz Roldán. Y surge la pregunta: ¿Acaso es un intento del general para que el nuevo Gobierno de Sánchez lo ratifique en un tercer mandato, después de diez años al frente del espionaje español. Sanz Roldán llegó al CNI de la mano de Zapatero en 2009, auspiciado por José Bono, que había sido ministro de Defensa. Después fue confirmado por Mariano Rajoy.

Pero todo hace indicar que la actual ministra de Defensa, Margarita Robles, ya le ha comunicado que dos mandatos son muchos años para permanecer al frente del espionaje español. Aún así, Sanz Roldán, desde la llegada de Sánchez a La Moncloa, viene esforzándose para mantenerse en su cargo. Cuenta con importantes apoyos de personajes del Estado pero también con el saldo negativo de las urnas en Cataluña o la fuga de Puigdemont.

10.- LA IMPUNIDAD DE TERNERA. Los periodistas desde la fuga de Ternera en 2003 venimos escuchando de fuentes de la Seguridad del Estado y de los servicios secretos, que el veterano terrorista siempre ha estado controlado. Incluso, se benefició de tres chivatazos, como confirman los informes de la Guardia Civil a los que OKDIARIO ha tenido acceso, para no ser detenido. Ternera fue ‘blanqueado’ por el Gobierno de Zapatero cuando lo seleccionó como el negociador a pesar de estar en busca y captura. Desde entonces se ha movido por Europa con plena impunidad y, si no, que me expliquen cómo se permitió el lujo hace un año de leer a cara descubierta el comunicado en el que la banda asesina anunciaba su disolución.

Lo último en Investigación

Últimas noticias