La Policía brasileña abate a tiros al secuestrador de un autobús de pasajeros en Rio de Janeiro

gobernador-rio-de-janeiro-secuestrador-autobus-brasil
El Gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, en rueda de prensa. Foto: AFP

Las fuerzas de seguridad brasileñas han matado a tiros a un hombre que mantuvo secuestradas durante tres horas a más de una treintena de personas en un autobús en Río de Janeiro, en el marco de un operativo que ha sido aplaudido por las principales autoridades, entre ellas el presidente, Jair Bolsonaro.

El secuestro comenzó hacia las 6.00 horas y terminó en torno las 9.00 tras la muerte del secuestrador, que previamente había liberado a seis de los rehenes y aún mantenía a otros 31 en el interior del vehículo, estacionado en el puente Río-Nitéroi. Hasta aquí habían llegado la Policía Militar y la Policía Federal de Carreteras (PRF, por sus siglas en portugués).

El secuestrador, identificado como William Augusto da Silva, de 20 años, "fue neutralizado por un tirador de élite del Batallón de Operaciones Especiales de la Policía (Bope) y todos los rehenes han sido liberados ilesos", ha confirmado la Policía Militar en su Twitter. Según algunos de los rehenes, el hombre habría dicho que sufría depresión, si bien aún se desconocen las razones que le han llevado a actuar de ese modo.

El comandante de la Bope, Maurilio Nunes, ha explicado que el psicólogo que se desplazó a la zona detectó que el asaltante estaba sufriendo un brote psicótico, por lo que las autoridades optaron por una "negociación táctica" que concluyó con el tiroteo. La Policía abrió fuego después de que William Augusto da Silva saliera del autobús apuntando en la cabeza con un arma a uno de los rehenes.

Durante los contactos mantenidos en los instantes previos a caer abatido, el secuestrador amenazó con suicidarse y, según Nunes, las fuerzas de seguridad consideraron "que el arma era real" y actuaron en consecuencia, informa la Agencia Brasil.

Bolsonaro ha felicitado a las fuerzas de seguridad por su "acción exitosa". "Criminal neutralizado y ningún rehén herido. Hoy no llora la familia de un inocente", ha destacado en Twitter.

El gobernador de Río, Wilson Witsel, ha afirmado que "lo ideal era que todos salieran vivos, pero preferimos salvar a los rehenes". Según ha precisado en Twitter, ha dado instrucciones a la Secretaría de Víctimas para que se atienda a los rehenes así como a la familia del secuestrador.

Temas

Lo último en Internacional

Últimas noticias