Reino Unido

Nuevo escándalo: Downing Street celebraba fiestas «con vino» todos los viernes durante la pandemia

Johnson
Downing Street, la residencia del primer ministro de Reino Unido.

Los escándalos de Downing Street no terminan. La polémica se centra ahora en lo que la prensa de Reino Unido ha danominado como los viernes del vino, fiestas que se llevaban a cabo todos los viernes durante la pandemia de Covid. De esta manera, en la sede central del Gobierno se ha mantenido la costumbre de celebrar el último día laboral con una copa, a pesar de las restricciones.

El confinamiento no ha podido con las viejas costumbres británicas hasta tal punto que ell evento era tan popular que hasta el personal invirtió 142 libras- 170 euros- en adquirir una mininevera que, al parecer, tiene una capacidad para 34 botellas con una acertada temperatura.

El líder del Partido Laborista británico, Keir Starmer, ha pedido este sábado la dimisión del primer ministro Boris Johnson por su «incapacidad para liderar» y por «interés nacional».

Starmer se ha referido al escándalo por la celebración de fiestas en la sede del Gobierno en pleno confinamiento y ha afirmado que la sanidad pública está desprestigiada porque «está demasiado preocupada de defender las infracciones» de Johnson, según recoge la prensa británica.

Johnson «no es apto para el cargo». «Mientras una basta mayoría de la población británica obedecía las leyes que hacía el Gobierno, el Gobierno y el primer ministro estaban de fiesta en Downing Street», ha reprochado.

También desde la bancada del Partido Conservador de Johnson se ha dado un serio toque de atención. «Necesitamos liderazgo. Lidere o échese a un lado», ha afirmado este sábado el diputado conservador Tobias Ellwood.

Para Ellwood, el futuro de Johnson como primer ministro es «insostenible» por su «patrón de comportamiento». «Su círculo podría hacer lo que quisiera mientras el resto teníamos que cumplir la ley», ha reprochado.

Según el ‘Daily Telegraph’, dos celebraciones confluyeron en Downing Street el 16 de abril de 2021, en un momento en el que estaban prohibidas las reuniones en interior entre no convivientes. Al día siguiente, la reina Isabel II se sentó sola en el funeral de su marido; una de las imágenes símbolo de la pandemia de Covid-19.

Lo último en Internacional

Últimas noticias