Al menos siete muertos en una masacre en un bar de Antioquia (norte de Colombia)

Tensiones en la frontera de Colombia y Venezuela.

La zona fronteriza entre Venezuela y Colombia no deja de tensionarse. El norte del país cafetero, donde el paso al vecino y hundido país tiranizado por Nicolás Maduro es autopista de la droga y el crimen organizado, vive además en continua tensión por la última ofensiva de los terroristas del autodenominado Ejército de Liberación Nacional (ELN). Los narcogerrilleros pretenden sacar tajada del acuerdo firmado por el Gobierno de Juan Manuel Santos y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, y ponen muertos y atentados encima de la mesa de negociaciones abierta con el Ejecutivo. El último caso ha sido el asesinato de al menos siete personas a manos de un grupo armado que irrumpió en un bar restaurante en el noroeste de Colombia, informó la policía este lunes.

La frontera es muy porosa, y cada día decenas de miles de venezolanos pasan a la vecina Colombia a proveerse de alimentos, medicinas y bienes de primera necesidad que escasean en su país. De ellos, varios centenares acaban por quedarse en el país vecino para buscar un futuro que se les niega en la dictadura chavista. Esta circunstancia está provocando un debate migratorio muy tenso que influirá de manera decisiva en las elecciones presidenciales de Colombia, previstas para el próximo 27 de mayo.

La última masacre se produjo la noche del domingo en el municipio de Yarumal, en el departamento de Antioquia, donde opera la principal banda de narcotráfico del país y rebeldes del ELN.

Según el coronel Carlos Sierra, comandante de la policía en Antioquia, unos cinco hombres abrieron fuego contra las personas que estaban en el lugar.

"Van siete personas muertas y ya llegó el personal de investigación criminal" para determinar los móviles del ataque y a sus presuntos responsables, declaró el oficial a la prensa. El coronel añadió que los atacantes vestían uniforme e iban "fuertemente armados".

"En esta zona siempre se registra influencia del Clan del Golfo y del ELN", agregó.

Última guerrilla activa reconocida por el gobierno, el llamado Ejército de Liberación Nacional (ELN) lanzó una ofensiva el 10 de enero al término de una tregua de 100 días.

La arremetida, que deja al menos cuatro uniformados muertos y daños a la infraestructura petrolera, mantiene en suspenso los diálogos de paz con los rebeldes en Quito.

En la contraofensiva, las fuerzas del Estado han abatido a dos líderes del ELN en el noreste de Colombia, en la frontera con Venezuela, y han detenido a una veintena de presuntos guerrilleros.

Colombia intenta superar un conflicto de más de medio siglo que deja alrededor de ocho millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados.

El presidente Juan Manuel Santos, quien dejará el poder en agosto, selló a finales de 2016 un acuerdo —si bien había sido rechazado por plebiscito popular un par de meses antes—que condujo al desarme y transformación en partido de la guerrilla comunista de las FARC, e intenta alcanzar un pacto similar con el ELN.

Además de este última organización, todavía están activos grupos de origen paramilitar y disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Lo último en Internacional

Últimas noticias