Maduro recurre a pistoleros y paramilitares para sembrar el terror en las calles de Venezuela

Mientras miles de personas se echaban a la calle para saludar la llegada de la ayuda humanitaria internacional, el presidente Nicolás Maduro ha recurrido a pistoleros y paramilitares armados por el Gobierno (conocidos como colectivos) para atemorizar a la población.

El líder opositor Henrique Capriles ha difundido imágenes tomadas este sábado en la ciudad de San Antonio de Táchira, en las que varios pistoleros encapuchados se desplazan en motos y coches particulares, intentando sembrar el terror entre la población.

Por su parte, el senador norteamericano Marco Rubio ha denunciado que agentes de la dictadura cubana infiltrados en la Guardia Nacional de Venezuela han abierto fuego contra los manifestantes en el municipio de Ureña, Estado de Táchira, cerca de la frontera con Colombia.

Bajo la dirección de agentes cubanos disfrazados de guardias nacionales de Venezuela", ha señalado el senador republicano, "las fuerzas están atacando a los civiles en Ureña. Se está desarrollando una situación muy tensa y peligrosa”.

“Momentos muy tensos”, ha añadido Marco Rubio, “mientras los civiles están llegando a la frontera y los pacíficos trabajadores humanitarios han puesto en marcha los camiones en el paso fronterizo”.

Lo último en Internacional