Deporte

Cómo hacer el pino de cabeza del Yoga

Para hacer el pino de cabeza del Yoga, tan solo te será necesario, practicar y concentrar tu fuerza y tu mente en intentar hacer una vertical junto a la pared.

pino de cabeza del Yoga
Aprende cómo hacer el pino de cabeza del Yoga

Si practicas Yoga en casa  o en cualquier centro especializado, ya sabrás como esta disciplina cuenta con distintas asanas o postura, y quizás una de las más complicadas es la vertical, de modo que vamos a ofrecerte a continuación, una guía de pasos en la que te explicamos cómo hacer el pino de cabeza del Yoga.

El yoga requiere concentración y también mucha práctica. La mayoría de sus asanas son fáciles de conseguir si controlamos el equilibrio, pero en el caso del llamado pino de cabeza o "headstand", puede que nos cueste un poco si tenemos en cuenta que es una postura en la que tenemos que apoyar la cabeza sobre el suelo, mientras nuestro cuerpo se mantiene en vertical.

Pasos para hacer el pino de cabeza del Yoga

  1. Antes de comenzar a explicarte los pasos que dar para hacer el pino de cabeza, tienes que saber que necesitarás al menos un mes de entrenamiento para hacer una vertical de este tipo. Solo la preparación física y mental correcta te permitirá adquirir la conciencia adecuada necesaria para la ejecución del ejercicio y cosechar todos los beneficios.
  2. No necesitas ser un acróbata o un atleta profesional para poder hacer la vertical . Tres, cuatro semanas de entrenamiento y tú también puedes hacerlo, incluso si nunca has realizado asanas similares. Lo primero que necesitarás será una esterilla de yoga y varias mantas para amortiguar una posible caída.
  3. Colócate junto a una pared: en caso de pérdida de equilibrio, puedes buscar apoyo apoyándote contra la pared. Antes de comenzar a entrenar, asegúrate siempre de haber calentado todos los músculos de tu cuerpo. Es importante y necesario fortalecer los músculos de los brazos y la espalda. Y para hacer esto, debes realizar: torsión del busto en posición prono, flexión, levantamiento de barra, ejercicios de banco y tres asanas específicas : la posición de la paloma, la del gato y la de la cobra.
  4. A nivel mental, también es esencial ser consciente de lo que está haciendo; solo de esta manera es posible reforzar el equilibrio del cuerpo y la mente que en esta asana, como en otras, es esencial.
  5. Una vez que finaliza la fase preparatoria, es posible comenzar el entrenamiento real. Inicialmente, es posible que debas ejecutar la vertical cerca de una pared para obtener apoyo u obtener ayuda de otra persona.
  6. Comienza por mantener una distancia de aproximadamente un metro de la pared. Luego, doblando la cintura, coloca las manos en el suelo a una distancia de unos 15 cm de la pared. Haz una especie de circulo con las manos y coloca la cabeza en medio, apoyada contra el suelo.
  7. Una vez que llegues a una posición cómoda (no tienes que sentir dolor en los músculos), te colocas con las piernas en puntillas y caminas un poco hacia la cabeza.
  8. Ahora poco a poco, eleva una pierna hacia la pared y después la otra. 
  9.  Durante la ejecución de esta asana, uno debe sentir una sensación de equilibrio en el cuerpo. En este punto, separa las piernas de la pared, estíralas hacia arriba y estira todo el cuerpo como una cuerda.
  10. La cabeza debe estar apoyada en el suelo, procurando no dejar caer el peso para no lastimar el cuello. Esta asana requiere como decimos mucha concentración, pero también práctica y relajación.

Lo último en How To

Últimas noticias