Manualidades

Cómo hacer una flor de Kanzashi

Hacer flores de Kanzashi es algo sencillo. Esta es una técnica que proviene de Japón y consiste en la creación de flores de tela que sirven para adornar el pelo.

como hacer una flor de kanzashi
Guía de pasos para hacer una flor de kanzashi

Aunque tal vez desconocido por muchos, el Kanzashi es un tipo de ornamento que antiguamente llevaban las mujeres japonesas en el pelo. En la actualidad, se ha convertido en tendencia para decoración (no solo de pelo) y de hecho se utiliza como una especia de técnica que se aplica en muchas manualidades. Veamos a continuación, una guía de pasos en la que te explicamos cómo hacer una flor de Kanzashi

En la antigüedad, a partir del periodo Edo (1603-1868), las geishas comenzaron a llevar peinados complejos y artísticos, a menudo adornados con los llamados kanzashi, unos ornamentos en forma de flor que solían realizarse a mano con una técnica conocida como "tsumami kanzashi". Con esta técnica, se creaban flores refinadas y elegantes, que tenían formas variadas y fantasiosas y podían ser de diversos materiales, incluso muy preciosos. Hoy la técnica ha evolucionado y ha llegado hasta nuestros días con telas ligeras.

Materiales

  • Tela de seda o satén
  • Botones
  • Alfileres
  • Aguja e hilo de bordar
  • Tijeras
  • Silicona caliente
  • Mechero

Pasos para hacer una flor de Kanzashi

como hacer una flor de kanzashi

En el Japón actual, las flores de Kanzashi suelen realizarse para decorar el pelo de las novias, pero en Occidente este tipo de ornamento sirve además para crear pequeños elementos decorativos que te pueden servir por ejemplo, para decorar cualquier manualidad o una caja de regalo. Veamos entonces cómo hacer una de estas flores.

  1. Lo primero que tenemos que comenzar a hacer, es recortar un cuadrado de tela de seda o satén de 4 cm que podamos doblar.
  2. Dobla el cuadrado por la mitad y nuevamente por la mitad y nuevamente por la mitad.
  3. Luego cortamos el borde inferior del pétalo que estamos formando para eliminar la punta. Para que el pétalo no se abra, inmediatamente coge un mechero, y quema el borde que acabas de cortar. Sujeta el pétalo con unas pinzas o alicates para asegurarte que quemas bien el borde y no te quemas los dedos.
  4. De igual forma, debes cortar el borde trasero del pétalo y también quemarlo y presionar para que la tela quede unida.
  5. Una vez tengas hecho este primer pétalo, debes proceder con los siguientes, de modo que puedes hacer por ejemplo unos 8 o 9 pétalos iguales para formar una flor.
  6. Por otro lado, debes hacer lo mismo con cuadrados de tela que tenga 5 o 6 cm, de modo que al acabar de doblar, cortar y quemar bordes, puedas tener los pétalos para hacer una flor en la que insertarás los pétalos pequeños dentro de los grandes.
  7. Cuando ya tengas todos los pétalos formados, enhebra el hilo en la aguja y pasa los pétalos. Inserta la aguja y desliza el primer pétalo.
  8. Luego hacemos lo mismo para el resto de los pétalos y ajustamos el trabajo con un par de nudos en los dos extremos del hilo.
  9. Cuando tengas las dos flores creadas, debes pegarlas con un poco de silicona caliente, la flor pequeña en el interior de la grande y para acabar el trabajo, puedes colocar algún botón o abalorio que sea brillante.
  10. Para terminar la parte posterior y hacerla fácilmente utilizable en lo que más nos guste, pega un pequeño botón cubierto con satén con la ayuda de silicona. En este punto, puedes pegar tu flor en una horquilla, un peine, una diadema o una banda para el cabello, o también decorar con ella regalos o cualquier manualidad.

Lo último en How To

Últimas noticias