Historia Antigua

¿Cómo fue realmente la vida del Cómodo, el emperador que aparece en Gladiator?

Gladiator es una de las películas de gladiadores más vista de la historia. Más allá de Hollywood y de sus guionistas hay un pequeño trozo de la historia

¿Cómo fue realmente la vida del Cómodo, el emperador que aparece en Gladiator?
¿Cómo fue realmente la vida del Cómodo, el emperador que aparece en Gladiator?

Gladiator es una de las películas de gladiadores más vista de la historia. Más allá de Hollywood y de sus guionistas hay un pequeño trozo de la historia de Roma. Cómodo es el emperador que aparece en esta película, de una forma que ni él mismo podría esperarse. ¿Los historiadores de la época lo califican como uno de los emperadores más odiados, pero realmente cómo fue la vida de Cómodo? Hijo del gran filosofo Marco Aurelio cuesta de creer la imagen que le ha dado en el cine, pero también en la historia.

Cómodo fue el emperador más déspota de todos los conocidos

Cómodo es el emperador que aparece en esta película, de una forma que ni él mismo podría esperarse.

La vida de las personas dice mucho de cada uno, pero la muerte es quizás lo que más llama la atención de este personaje histórico. Lo vimos morir en la gran pantalla a manos de un gladiador ficticio en un espectáculo sin precedentes en la historia del cine. En la vida real, su muerte no fue entre gritos y aplausos sino un poco más oscura.

El 31 de diciembre de 192 Cómodo moriría ahogado a manos de un esclavo. Tenía solo 31 años y previamente había sido envenenado. Al ver que tardaba en morir decidieron acabar el trabajo lo más rápidamente posible. Marcia su concubina fue la encargada de darle en veneno con la esperanza de que se durmiera para siempre, algo que no hizo. Como en la película estaba dispuesto a luchar hasta el final. Fue Narcisco, un esclavo liberado, el encargado de estrangularlo con sus propias manos. El odio que cosechó en vida fue tal que su muerte solo es un reflejo de todas sus acciones.

Fue el elegido para suceder al emperador Marco Aurelio

De los 13 hijos que tuvo Marco Aurelio, Cómodo sería el elegido para convertirse en emperador. Ese filosofo y pensador que ha dejado textos y relatos que demuestran que fue uno de los mejores líderes del mundo antiguo, vio en su hijo a un digno sucesor. Aunque el tiempo acabaría ofreciendo una imagen muy distinta de la que había dado a su padre.

Cómodo no tenía ninguna capacidad para dirigir nada, no pudo mantener la supremacía militar que los romanos habían conseguido con los germanos. Si vio obligado a firmar la paz y retirar a sus tropas que se habían quedado sin el verdadero líder. Sus excentricidades han sido las que lo han hecho conocido y se plasman levemente en la película de Gladiator.

Cómodo arruinó a Roma con sus continuos y caros espectáculos

Cómodo es el emperador que aparece en esta película, de una forma que ni él mismo podría esperarse.

Dejó el mando del imperio en manos de los funcionarios y se centró en el circo una actividad que le apasionaba. Tal como aparece en la película intentó convertirse en gladiador, pero lo hizo de una forma totalmente distinta. Cómodo no se medía contra nobles generales como Máximo, sino que salía a combatir desde su trono contra personas que él mismo escogía.

En general en sus espectáculos se usaban discapacitados que se encargaba él mismo de torturar y de matar disfrutando de los gritos del público y de su victoria frente a los más débiles. Cada aparición suya se saldaba con varios millones que salían de las arcas públicas, todo el oro que había conseguido su padre, Marco Aurelio se acabaría esfumando en todo el mandato de su hijo.

También disfrutaba trayendo animales exóticos desde los lejanos límites del imperio a los que asesinaba delante de su público. Organizaba costosas expediciones para pagarle sus lujos. Incluso se rumoreaba que no podía ser hijo de un filósofo, sino que su pasión por el circo le venía de un padre Gladiador que le había transmitido esta pasión por la lucha en la arena.

Se ganó a pulso el odio de un imperio que cada vez estaba más empobrecido por sus constantes excesos. Varias revueltas y conspiraciones le indicaron al emperador que su final estaba cerca, aún así, continuo en busca de una fama que la historia se ha encargado de darle, era el emperador Gladiador que murió víctima de su propio ego. Unos juegos que costaron al imperio lo poco que le quedaba fueron determinantes para acelerar su muerte.

Acabó envenenado y estrangulado. Cómodo disfrutó de una comida tan abundante que acabó vomitando en el baño. Marcia preocupada pensando que quizás el veneno no pudiera hacer efecto envió a un esclavo. El emperador acabaría estrangulado, ahogado en su bañera de lujo. No fue el final que habría esperado un hombre entregado al espectáculo. El final de la película de Gladiator seguramente le hubiera gustado mucho más.

El cine ha colocado a Cómodo el emperador en el papel que siempre habría querido tener. La realidad es que fue un emperador víctima de sus excesos que le llevaron a arruinar un imperio que su padre se había encargado de hacer crecer. El pueblo conspiró para acabar con él y finalmente lo consiguió. Se acababa de esta manera una de las épocas más oscuras del imperio romano, con uno de los peores emperadores que ha llegado a ocupar este cargo.

Lo último en Historia

Últimas noticias