Tribunales

Tomás y Valiente dictaminó que «sin arrepentimiento ni acatar la Constitución no puede haber indulto»

Tomas y Valiente indulto
Francisco Tomas y Valiente.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ,ha traicionado la memoria del catedrático y presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Tomás y Valiente, con el mero hecho de admitir la petición de indulto de los condenados por sedición en el ‘procés’. No hace falta más que recordar las palabras de esta víctima de ETA en el artículo que publicó sobre cuáles eran los límites del Derecho al indulto: «Desde la ley de 1870 está dispuesto que, tanto el tribunal sentenciador como el Gobierno han de tener en cuenta en la solicitud muy especialmente las pruebas o indicios de arrepentimiento del delincuente-recluso que lo solicite. Si el arrepentimiento consta puede concederse el indulto. Si no, no».

Así, tiene difícil explicación no sólo que hayan comenzado con el trámite, sino que se planteen concederlo, pues ninguno de los condenados ha expresado su arrepentimiento públicamente. Es más, han afirmado que la condena del Tribunal Supremo es un fallo político.

Tomás y Valiente, en ese mismo artículo, también aseveró: “Si sucede que el recluso, ni solicita personalmente el indulto, y desde luego, no ha manifestado su arrepentimiento, en relación con su conducta delictiva y reincidente y no ha acatado la constitución contra la cual se rebeló, la denegación del indulto es una consecuencia jurídica lógica y debida. Que nadie invoque el ejercicio de virtudes como la clemencia o la generosidad, porque aquí ya no se trata de eso”.

Arrepentimiento

Así, con respecto al arrepentimiento que solicitaba una de las mentes jurídicas más privilegiadas que ha tenido España, el principal condenado del ‘procés’, el ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras mostró su falta de este.

Junqueras dijo, literalmente, en una carta a la militancia tras la sentencia: «Volveremos y volveremos más fuertes. Somos la generación que hemos nacido para ganar. Somos la semilla de todas las victorias. No tengáis ninguna duda, volveremos y ganar».

Y agregó: «Hoy la democracia en España ha quebrado y sus poderes ejercen la venganza porque no entienden de justicia, de política ni de procesos democráticos. Demuestran una vez más que la unidad del Reino de España está por encima de cualquier cosa, incluso, de la reputación internacional y, probablemente, de la supervivencia de su propio estado».

Legalidad

Con estas afirmaciones del puño y letra del líder independentista se abre la caja de Pandora. ¿Puede el Gobierno otorgar un indulto a aquéllos que no sólo no se arrepienten de haber cometido el delito, sino que se ratifican en él? ¿Puede el Gobierno de un estado genuflexionarse ante aquéllos que han demostrado que no se arrepienten sólo por perpetuarse en el poder?

Otra cuestión diferente es si Pedro Sánchez ha comenzado el trámite sólo con la intención de apaciguar las aguas de cara a la aprobación de unos Presupuestos Generales del Estado que, esta vez sí, parece que le quitan el sueño al presidente.

Indulto

En cuanto a la tramitación pura y dura del indulto, tal como ha publicado OKDIARIO los cuatro fiscales del ‘procés’ harán un informe contrario a la concesión, línea que supuestamente seguirá la propia Sala Segunda del Tribunal Supremo, lo que pondrá en un brete al Gobierno presidido por Sánchez. La única realidad, por el momento, es que dicha tramitación, aunque sólo sea por los plazos de la misma, tardará varios meses, lo que deja la decisión para después de las elecciones en Cataluña, si no se retrasan otra vez.

Sedición

Mientras todo esto ocurre, desde el Parlament se pide la reforma de los delitos de sedición y rebelión. La cuna del independentismo aprieta la soga y el Gobierno responde diciendo que estará antes de final de año.

El pasado viernes, desde el Parlament se solicitó la reforma según su opinión, «no homologable a la legislación europea», pidiendo que «se blinde el derecho de manifestación». La petición fue aprobada por Catalunya en Comú Podem, PSC-Units y ERC y con la abstención de JxCat. En contra votaron la CUP, Ciudadanos y el PP.

Lo último en España

Últimas noticias