La socialista Chivite acepta que proetarras y Geroa Bai controlen todas las instituciones comarcarles de Navarra

Vídeo: OKDIARIO

Las cesiones del Partido Socialista a EH Bildu siguen su ritmo. Tras el acuerdo de abstención para dar el control de Navarra a los separatistas y proetarras, y regalar el Ayuntamiento de Huarte a EH Bildu, la socialista María Chivite acaba de dar el control parlamentario del entorno y las finanzas municipales a los mismos separatistas y proetarras.

Los grupos parlamentarios de PSN y Geroa Bai se han repartido este martes las presidencias de las comisiones en el legislativo foral. Y EH Bildu se ha hecho, gracias al partido de Pedro Sánchez, con la inmensa mayoría de las secretarías. Un esquema que se complementa con el control por parte de la separatista Geroa Bai de las comisiones clave en el control del entorno local.

Han sido en total nueve las comisiones constituidas: cuatro serán presididas por PSN; tres por Geroa Bai y sólo una por Navarra Suma, la fuerza constitucionalista que ha conseguido más votos en la comunidad foral y que agrupa a UPN, PP y C’s.

Control de los fondos públicos

Pero la clave radica en que Geroa Bai controla las comisiones de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Paisajísticos; Desarrollo Económico y Empresarial; y Economía y Hacienda. Algo que le confiere el control pleno sobre las reformas y el seguimiento de los fondos públicos de los Consistorios. Las mesas además cuentan con toda una lista de secretarios, de los cuáles seis van a los proetarras, uno a Podemos y otro al PSN.

Hay que tener en cuenta que además la propia Consejería de Ordenación Territorial está ya bajo control de Geroa Bai. Y aunque en el impulso del denominado como Mapa Local Navarro -toda una reforma de la administración local foral que dispara el poder de los proetarras- ha quedado en manos de un consejero socialista, lo cierto es que desde la consejería de los separatistas podrán impulsar cambios.

Y esta es la clave de lo que está ocurriendo. EH Bildu ha puesto la vista sobre el control municipal de Navarra. La formación proetarra sabe que la socialista y presenta Navarra María Chivite depende de ella y de Geroa Bai y quiere, gracias a ese poder, transformar el control municipal en la Comunidad Foral con una norma que depende en estos momentos del bloqueo o permiso del Gobierno de Pedro Sánchez. Una norma que da buena parte del poder local a EH Bildu.

Mapa Local

Se trata concretamente del denominado Mapa Local, más conocido como Ley Araiz ya que su autoría corresponde a Adolfo Araiz, diputado de la formación proetarra. Si se lleva a cabo este cambio legislativo se permitiría a EH Bildu, entre otras cosas, garantizar el avance del euskera en la práctica totalidad de Navarra o controlar servicios básicos en municipios donde no han ganado las elecciones.

Esa ley, la llevada a cabo por Araiz, pretende alterar el poder municipal trastocando todo el esquema administrativo local de esta comunidad y lo quiere hacer por medio de 12 nuevas comarcas que sustituyen al esquema clásico. Hasta ahora Navarra ha estado dividida en 65 mancomunidades, lo que confería más poder a cada uno de los ayuntamientos a causa del fraccionamiento.

La agrupación en 12 comarcas, diseñadas según los criterios de Araiz, haría que muchas de esas áreas fuesen controladas en cuanto a sus servicios básicos por los hombres de EH Bildu. Es por ello, que la norma es muy relevante porque traslada a las comarcas competencias que hasta ahora eran municipales. La citada normativa, si se aplicara definitivamente, permitiría a estas comarcas controlar e imponer modelos educativos en el ciclo de cero a tres años y plantearía la obligatoriedad del euskera en toda Navarra. Y, además, incluiría un nuevo modelo de financiación que no mejora, ni garantiza los servicios básicos, provocando que muchos de éstos tengan que ser financiados por las comarcas, justo el organismo en el que gana poder EH Bildu.

Lo último en España

Últimas noticias

. . . . . . . . .