Es Satty llevó a la casa de Alcanar una carta manuscrita de soldados del ISIS contra "los cruzados"

mossos
La casa de la célula yihadista en Alcanar tras la explosión.

El imán Abdelbaki Es Satty, que presuntamente habría captado a la célula terrorista que llevó a cabo los atentados de Barcelona y Cambrils, llevó a la casa de Alcanar (Tarragona) que explotó un día antes de los atentados un texto manuscrito que constituiría una "breve carta de los soldados del Estado Islámico en la tierra del Ándalus para los cruzados, los odiosos, los pecadores, los injustos, los corruptores".

Dicho texto manuscrito apareció entre los restos de la deflagración, dentro de un libro de color verde en cuya primera página consta escrito el nombre de Es Satty, según se señala en el auto por el que el juez de a Audiencia Nacional Fernando Andreu ordena el ingreso en prisión incondicional de dos de los presuntos terroristas detenidos.

También se encontraron diversos documentos entre los que destaca la cartera con documentación a nombre de Es Satty, así como varios billetes de la compañía aérea Vueling con destino a Bruselas a su nombre.

El juez Andreu ha decretado prisión incindicional para dos de los detenidos: Driss Oubakir y Mohammed Houli Chemlal, acusados de diversos delitos como integración en organización terrorista, asesinatos los dos sospechosos, y lesiones de carácter terrorista, depósito de explosivos y estragos, solamente Houli Chemlal.

Para Salah El Karib, de 34 años y que regenta un locutorio, ha prorrogado su detención durante 72 horas más hasta que se aclare su participación en los hechos con la práctica de más diligencias.

En concreto, según han indicado a Efe fuentes jurídicas, el juez está analizando el contenido del ordenador del locutorio que regenta para intentar aclarar quién compró billetes de avión a Driss Oukabir y para el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty.

Finalmente, ha dejado en libertad provisional a Mohamed Aallaa, de 27 años, detenido en Ripoll y hermano de Sadi Aallaa, abatido en Cambrils.

Lo hace porque considera que “los indicios existentes sobre su presunta colaboración con el grupo investigado no son lo suficientemente sólidos” y solo le sitúan como titular del coche que se usó en el atentado de Cambrils, que usó realmente su hermano.

Lo último en España