Sánchez vuelve a tirar de guerracivilismo en plena pandemia: ahora contra la Cruz de los Caídos de Cáceres

El Gobierno olvida que la Ley de Memoria Histórica sólo ampara el derribo de monumentos de exaltación franquista, no de los que únicamente incluyen simbología religiosa

Coronavirus: última hora en directo del Covid-19 y la desescalada

Cruz de los Caídos
La Cruz de los Caídos en la Plaza de América de Cáceres.

En plena pandemia del coronavirus, ha vuelto el Gobierno con su guerracivilismo. Exhumado Franco, ha decidido ahora cargar contra la
Cruz de los Caídos de Cáceres. En esta ciudad, y en la plaza de América, desde hace 82 años, se levanta una gran cruz de 12 metros. Esa cruz, en plena preocupación generalizada del resto de personas por salir del coronavirus y reactivar la economía española, ha atraído la atención de un partido valenciano y del Gobierno de Pedro Sánchez.

El partido en cuestión es Compromís. Y la pregunta, trasladada desde el Senado, se ha dirigido al Gobierno para solicitar el motivo de que no se haya retirado esta cruz de la plaza de América de Cáceres.

El Gobierno de Pedro Sánchez, por su parte, ha parecido estar encantado con la pregunta. Y es que su respuesta señala lo siguiente: «En relación con la pregunta formulada […] sólo puede dirigirse al Ayuntamiento para recordarle el deber de cumplir con los previsto por el artículo 15 de la Ley 52/2007, de diciembre, ‘Símbolos y monumentos públicos’, para que retire el monumento señalado».

El Gobierno socialcomunista va a más y destaca en su respuesta que «si el Ayuntamiento de Cáceres no retirase el monumento señalado, el Gobierno requerirá a la Junta de Extremadura para que, en el ejercicio de sus competencias, haga cumplir lo previsto por la ley y adopte las medidas oportunas que se deriven de la no actuación municipal».

El Gobierno, sin embargo, parece olvidar que la Ley de Memoria Histórica sólo ampara el derribo de los monumentos de exaltación al régimen de Franco, no de los que únicamente incluyen simbología religiosa.

Fuentes conocedoras del intento de derribo señalan que no se trata de la única cruz que ha recibido este trato. Un largo listado de cruces se encuentra en la misma situación. Cruces como la de Callosa de Segura (Alicante), la de Vall de Uxó (Castellón), la de Parque Ribalta (Castellón), la de Cuevas del Becerro (Málaga) , o la de Villarrobledo (Albacete).

El intento de derribo de todas estas cruces ha atraído ya el deseo de defensa de los monumentos religiosos de la Asociación Española de Abogados Cristianos. También del Grupo Parlamentario Vox en el Congreso de los Diputados, que ha prestando una proposición no de ley para que la Cámara Baja realice un pronunciamiento dejando claro que «la Cruz de los Caídos en la plaza de América de Cáceres, no constituye un monumento de odio y enfrentamiento de los españoles, sino un recuerdo de aquellos cacereños que lucharon por España en uno y otro bando, sin exaltación de los enfrentados, siendo un símbolo de concordia y un elemento fundamental para la comprensión de la historia de la ciudad».

Vox reclama, igualmente, que el Congreso inste al Gobierno a que «en ningún caso se dirija a la Junta de Extremadura conminando a la retirada de la Cruz de los Caídos».

Lo último en España

Últimas noticias