Sánchez viaja a Ceuta y Melilla pero no pisará los centros de inmigrantes ilegales abarrotados

El presidente tendrá dos actos en cada ciudad, muy alejados de las zonas fronterizas violadas por los inmigrantes

Sánchez Falcon
Pedro Sánchez, antes de subir al avión Falcon. (Foto: Moncloa)

Pedro Sánchez viaja este miércoles a Ceuta y Melilla. Aunque la principal problemática que tienen ambas ciudades autónomas es la gran avalancha de inmigrantes ilegales que en los últimos meses han entrado a España, empujados por Marruecos, el presidente no visitará ninguno de los Centros de Internamiento de Inmigrantes que hay en ambas localidades, completamente abarrotados tras la entrada de miles de personas desde el pasado verano. La inmigración se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los vecinos ceutís y melillenses.

El de hoy es del primer viaje oficial que hace el actual jefe del Ejecutivo a las dos ciudades autónomas. Un desplazamiento que se ha organizado, de forma exprés, tras el deshielo de las relaciones con Marruecos -país que visitará próximamente-. Sánchez acude a Ceuta y Melilla tras reconocer la propuesta marroquí sobre el Sáhara Occidental, mientras su Gobierno y el PSOE aseguran que con este acuerdo «se garantiza la integridad de España». El presidente tendrá como anfitriones los máximos responsables de las dos ciudades autónomas que aplaudieron el pacto alcanzado con Marruecos. 

El presidente viaja a bordo del Falcón y posteriormente en un Superpuma hasta Ceuta, primera parada de hoy, tras haber rechazado dar explicaciones sobre su giro histórico en una breve comparecencia en la sesión de control de esta mañana en el Congreso de los Diputados. Una vez llegue allí firmará el libro de honor en el Palacio de la Asamblea de Ceuta, acompañado de su presidente Juan Jesús Vivas. Posteriormente, ambos, visitarán las obras de la estación marítima. Los dos puntos que visitará el jefe del Ejecutivo están relativamente cerca, por lo que no conocerá la realidad de la ciudad autónoma. En el puerto atenderá a los medios de comunicación, aunque previsiblemente sin preguntas.

Acto seguido Sánchez viajará hasta Melilla, donde le esperará el presidente Eduardo de Castro. Allí también firmará el libro de honor para, posteriormente, visitar las obras del Hospital Universitario de Melilla, donde atenderá a los periodistas que cubran su visita. Pese a que aterrizará muy cerca de la valla que separa España de Marruecos, que violaron los inmigrantes ilegales en el último salto, no se prevé que el presidente se acerque hasta allí. Tampoco irá, en su visita a Ceuta, hasta la zona fronteriza del Tarajal. Eso hará que no tenga contacto con las Fuerzas de Seguridad del Estado que los inmigrantes atacan en sus saltos y que piden más recursos.

 

Lo último en España

Últimas noticias