Crisis del coronavirus

Sánchez saca de la estadística 18.871 casos anotándolos como confirmados por «prueba desconocida»

Los contagios confirmados por esas pruebas no figuran en las cifras oficiales, elaboradas ahora con los casos confirmados por test PCR

Contagios
Un técnico haciendo test PCR de coronavirus.

Los datos que recoge el Ministerio de Sanidad sobre los contagios de coronavirus registrados en las comunidades autónomas muestran en estos momentos nada menos que 18.871 casos confirmados por «prueba desconocida».

La calificación no sólo ha conseguido despistar a la comunidad científica, que no llega a entender qué tipo de pruebas son esas, sino que, por el momento, ha conseguido ya un efecto balsámico sobre las estadísticas: que los casos confirmados por esas pruebas no figuran en la estadística oficial, elaborada ahora con los casos confirmados por test PCR, y que, en ocasiones también ha contado con los test de anticuerpos. Pero nunca por las «pruebas desconocidas».

No se trata de un colectivo pequeño: 18.871 casos de contagios «confirmados», según los propios datos internos de Sanidad. Pero esa confirmación figura sólo ahí, porque no salta a las notas de prensa ni a las ruedas que ofrece Fernando Simón. Pese a que, como prueban los datos a los que ha tenido acceso OKDIARIO, figuran en los microdatos de las autonomías remitidos al Ministerio de Sanidad.

En esos datos figuran distintos epígrafes: el de «casos prueba PCR», el de «test ac [anticuerpos]», el de «pruebas otras», y el de «casos prueba desconocida». En esa última casilla es donde se acumula una montaña de casos opacos a la estadística presentada a la opinión pública. Una montaña de nada menos que casi 19.000 casos de contagio confirmado de COVID-19. De hecho, ahí figuran muchos más casos que los 1.582 de «pruebas otras»2.
No se trata, ni mucho menos, del primer engaño de Sánchez desvelado por medio de estos microdatos.

El peligro del 8-M

Pedro Sánchez, de hecho, admitió de facto su engaño a toda la población sobre el peligro que implicaba la manifestación feminista del 8-M por medio de estas bases de datos. Y es que OKDIARIO publicó hace ya un mes la escalada de contagios ocultada por su Ejecutivo en la semana previa al 8-M, en especial, en la Comunidad de Madrid. Acto seguido, los datos de muertes fueron borrados y los de contagios cambiados día a día.

Durante todos esos días previos a la gran concentración feminista, la tasa de infectados por coronavirus se disparó a ritmos del 50% o más diario, pese a lo que el Gobierno socialcomunista permitió e impulsó la manifestación del 8-M.

Este diario publicó en exclusiva aquellos datos recopilados por el Gobierno central, y remitidos por las comunidades autónomas, donde se desvelaba el engaño. Y el Ejecutivo de Pedro Sánchez empezó de inmediato a cambiar día a día los datos históricos para ir, paso a paso, admitiendo en los registros oficiales que la escalada no fue sólo eso: fue un auténtico estallido de contagios en los días previos al 8-M.

Ahora, esos datos han sido modificados hasta en los epígrafes que los recogen, y los muertos han desaparecido de los registros.

Pedro Sánchez aseguró siempre que la escalada de contagios de coronavirus no se supo hasta pasado el 8-M, el día de la polémica manifestación. De hecho, las primeras medidas serias de combate al coronavirus se hablaron a partir del día siguiente, el 9-M, y el estado de alarma no se decretó por el Gobierno socialcomunista hasta el 14-M.

Pues bien: todo era mentira, como probaron esos microdatos. Una mentira más. El Ministerio de Sanidad ha recogido en su base de datos los envíos de notificaciones de contagios y muertes diarios remitidos por las comunidades autónomas. OKDIARIO descargó y analizó esos archivos territorio a territorio y jornada a jornada. Y la realidad es que los días previos a la manifestación, la escalada de contagios fue brutal. Y se ocultó.

El propio 8-M finalizó con 16 muertos en Madrid. Pero todo ello le dio igual a Sánchez: permitió e impulsó la manifestación feminista con más de 125.000 personas concentradas esa misma jornada.

Los datos revelados por las tablas y los microdatos comunicados y alertados oficialmente son escalofriantes y reflejan una escalada sin precedentes en los contagios justo en los días previos a la manifestación. En concreto, desde el 28 de febrero.

Tasas delatoras

Las tasas de incremento son delatoras del descontrol: en los días inmediatos a la manifestación feminista se dieron incrementos superiores al 50%, llegando a escaladas de 66% en algunos de los días.
Para colmo, el mismo día 8-M se cerró con 16 fallecidos y 53 personas en unidades de cuidados intensivos (UCI). Evidentemente, sus muertes fueron paulatinas. No esperaron a morir a que finalizara la manifestación. Por lo que el Gobierno debió tener acceso, no sólo a los contagios, sino también a las muertes.

La escalada, por supuesto, continuó tras el 8-M, llegando en sólo tres días (el 11-M) a triplicarse sobre los datos de la jornada de la manifestación. Todo ello, con 135 personas en UCI y 56 fallecidos.

Lo último en España

Últimas noticias