Primarias PP

Rajoy en su adiós: «Me aparto pero no me voy y por encima de todo seré leal»

El expresidente, Mariano Rajoy, ha destacado su labor al frente del Gobierno en su discurso en la inauguración del congreso extraordinario que elegirá a su sucesor al frente del partido.

Rajoy ha puesto en valor que su Ejecutivo dejó una España "incomparablemente mejor" que la que se encontró y ha considerado entre sus momentos más complicados la gestión de la crisis catalana, que concluyó, dijo, con éxito. "No era fácil porque exigía aunar la firmeza con la prudencia. No era fácil pero supimos arbitrar fórmulas para hacerlo"

Rajoy ha destacado que el gobierno independentista fuera "cesado", "un hecho sin precedentes"-o que "los responsables de aquellos actos están respondiendo ante los tribunales o huidos de la Justicia".

"Cataluña no se independizó y no porque no lo intentaran. No hemos necesitado alaracas ni gesticulaciones, nos bastó con la ley", ha dicho, en referencia velada a Ciudadanos y al PSOE. En este sentido, ha destacado que "tiene que haber un partido dispuesto a que se cumpla la ley. Un Gobierno dispuesto a poner freno. En suma, un Gobierno del PP"

Sobre ETA, ha destacado que bajo su gobierno jamás se negoció con la banda "ni se cayó en un acercamiento de presos". "A otros les ha faltado tiempo para ceder a las exigencias de los nacionalistas. Nosotros no lo hicimos porque no se lo merecen las víctimas del terrorismo y las demás con las que todavía están en deuda los terroristas", ha dicho sobre el gobierno de Pedro Sánchez.

"Nuestra política ha consistido en aplicar la ley y sin buscar atajos. Con ello hemos derrotado a ETA, repito, a cambio de nada", ha añadido.

"Confabulación de perdedores"

Rajoy ha tenido duras críticas a Sánchez y a la "confabulación de perdedores" que arrebató el Gobierno al PP.

"La coalición de Sánchez solo pretendía echar al Partido Popular. Es una puerta de atrás porque los electores no les dieron la puerta delantera", ha reprochado.

En este sentido, ha recordado a los suyos que el PP no gobierna "porque la izquierda y la extrema izquierda no querían vigilar a los independentistas" o "porque algunos prefieren un gobierno débil".

"No hemos aceptado y estoy seguro que no lo haremos en el futuro más instrucciones que las que nos den los españoles. Estamos aquí para defender a todos los que tengan razón, sean los que sean. Este es nuestro partido, el vuestro, el mío", ha aseverado.

"El honor de ser político"

En un discurso emotivo, Rajoy ha agradecido a las bases y a los cargos del PP el haberle "regalado una vida llena de satisfacciones y con el orgullo de haber hecho algo bueno" por España. "Es un honor ser militante del PP y lo seguiré siendo siempre. Considero un honor haber podido trabajar con vosotros", ha dicho.

 "He tenido el honor de ser político, y a mucha honra", ha destacado, entre aplausos.

"Quienes conocemos la política de verdad y no la que cuentan de manera deformada algunas series de culto, también sabemos que hay grandes dosis de compañerismo y de coraje", ha ironizado.

En este sentido, ha puesto en valor el trabajo de los políticos vascos. "¿Acaso existe una razón para explicar el comportamiento heroico en el País Vasco arriesgando la vida? ¿Por dinero? ¿Por prestigio? ¿Por poder? No, todos ellos dieron la batalla por la libertad. ¡Eso es la política!".

"Lo que ha hecho grande al PP no han sido ni los envoltorios, ni las minucias, sino la responsabilidad. Tomar las decisiones aunque no fueran populares", ha valorado.

Rajoy ha advertido de que "ahora está de moda presentarse en política con mucha pose y sensiblería" y que "buscar el aplauso a toda costa es incompatible con la búsqueda del bien común". "A diferencia de otros siempre hemos estado en lo importante, en la sustancia, aunque eso no aparezca en la portada de la prensa de colores", ha añadido, en referencia velada a sus adversarios políticos.

"Amo a España a toda costa. Y hacerlo desde el PP es una de las mejores formas de hacerlo. Yo no me he hecho político en La Moncloa, ni en la calle Génova, sino en las rúas y  de pueblo en pueblo", ha resuelto, de nuevo, entre una ovación cerrada.

"Hay que decirlo. Somos una gran nación. Aunque algunos se ganen la vida denigrándola. Pero somos una gran nación", ha dicho. "Me aparto pero no me voy", ha concluido, "He dejado mucho más de media vida en este partido. Seguiré con vosotros aportando lo que se me pida, fuera de los focos. Pero por encima de todo, seré leal", ha añadido.

Y un último consejo a los suyos: "Que seáis responsables. Asumís una gran responsabilidad porque escribís la historia de España y preparáis la de mañana".

Lo último en España

Últimas noticias