Los radicales pisan fotos del Rey en Sant Jaume por la mañana y las queman por la noche

La Plaza de Sant Jaume, en Barcelona, ha vuelto a ser el lugar de reunión de los independentistas más radicales. Este miércoles varios separatistas ha organizado un recorrido de fotos del Rey Felipe VI en el suelo para pisarlas y posteriormente, ya entrada la noche, han procedido a quemarlas.

Sant Jaume se encuentra tomada desde hace varias semanas por independentistas que pretenden evitar que este espacio público pueda ser utilizado por cualquier persona contraria a la independencia sin que el Govern aparentemente haga nada por evitarlo.

Así, impidieron que Jusapol pudiera manifestarse aquí por la equiparación salarial y unos días antes hicieron lo mismo con la plataforma Hablamos español que pedía que los niños que quieran estudiar en español puedan hacerlo. En ambos casos los separatistas agredieron a los constitucionalistas que, contando con todos los permisos necesarios, querían llevar a cabo manifestaciones que no eran de su agrado.

La imagen de la quema de fotos del Rey ya es algo habitual en Cataluña. Es, junto a la de la bandera de España, una de las acciones más recurrentes de los CDR y simpatizantes de partidos y organizaciones radicales como Arran y la CUP.

En esta ocasión, además, se había organizado previamente un paseíllo en el que haciendo círculos los independentistas paseaban sobre fotos de Felipe VI para mostrar su rechazo al discurso del Rey en el que defendió la unidad de España y del que hoy se cumple un año.

"A los ciudadanos de Cataluña –a todos− quiero reiterarles que desde hace décadas vivimos en un Estado democrático que ofrece las vías constitucionales para que cualquier persona pueda defender sus ideas dentro del respeto a la ley. Porque, como todos sabemos, sin ese respeto no hay convivencia democrática posible en paz y libertad, ni en Cataluña, ni en el resto de España, ni en ningún lugar del mundo", dijo entonces el monarca. Un discurso que ha quedado desde entonces en la memoria de los radicales y no para bien.

Lo último en España

Últimas noticias