Crónica del día

Que nadie se engañe: ERC ya ha pactado con Sánchez a cambio de nada

ERC psoe
Oriol Junqueras y Pedro Sánchez, en el Congreso.

Charlábamos el jueves otro periodista y este cronista con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, gran aficionada al baloncesto por cierto, cuando ésta absolutamente convencida nos dijo: “Que nadie se engañe, todo lo tiene pactado; Esquerra se abstendrá por nada”. Los tres coincidimos en la sentencia. Lo demás son juegos artificiales porque, al fin ERC sabe que su escenario más favorable es éste: un Gobierno frágil socialcomunista en el que los muchachos y muchachas radicales de Iglesias terminarán por tener mucho más poder que los súbditos del presidente perjuro, Pedro Sánchez. Ni una alternativa con otro socialista que no sea el aún presidente como la adelantada en este periódico a favor del jefe de Castilla-La Mancha, Page, ni, desde luego, una nueva convocatoria electoral, favorecerían a Junqueras, el preso con mayor influencia de España ahora mismo. Por eso: “Gobierno Frankestein” a cambio solamente de algo tan etéreo como un “compromiso de diálogo”.

Y por cierto, un dato más a los aportados por Carlos Cuesta: también el jueves el presidente regional Page suspendió de sopetón un almuerzo previamente pactado con un grupo veterano de periodistas de la capital. Según parece alegó una sorpresiva indisposición física, algo que no le impidió asistir a otras reuniones también programadas. Dado lo insólito de la suspensión, la pregunta imprescindible era ésta: “¿Acaso Page creía inconveniente esta convocatoria por no tener que expresar alguna opinión comprometida?” No hubo respuesta pero los llamados coincidieron en el diagnóstico: Page no esta en estos momentos para aclarar sus posiciones. No es de extrañar porque los discípulos del presidente-perjuro: “Les garantizo con mi palabra rotundamente que el PSOE no alcanzará nunca acuerdos con Podemos” (Moción de Censura contra Rajoy 1 de junio de 2018),  han salido a la palestra para demoler de antemano cualquier maniobra en contra de su preboste. Lo ha hecho por ejemplo el oscurísimo, y muy peligroso me dicen, secretario de no se sabe qué Alfonso Rodríguez Gómez de Celis o cosa así, que ha arremetido nada menos que contra Felipe González diciendo: “Ese hombre se ha equivocado”. Con la prestancia que al parecer le caracteriza.

Así, mientras se atisban algunos movimientos iniciales y aún dispersos que pudieran conducir a la sustitución de Sánchez, éste y su tropa perfilan el acuerdo con Esquerra que ya ha bendecido desde su confortable cárcel catalana Oriol Junqueras. Cada vez son más los observadores que aseguran que cuando el aún presidente y su aliado de conveniencia, Pablo Iglesias, firmaron el horrendo documento de coalición, Esquerra ya había sido informada de que contaban con ellos. “Incluso, me dicen, antes de abrir las urnas Sánchez ya había contactado con Junqueras por persona interpuesta, poniendo en valor su gesto de no responder en el Debate a la cuestión nuclear de un posible acuerdo con los independentistas. De forma que, como afirma con toda razón, la presidenta de Madrid, ERC se sumará a la investidura a cambio de nada o mejor dicho y por el contrario, a cambio de mucho : ¿o es que no es mucho conseguir un Gobierno que deje a los independentistas seguir con su monserga.

Esquerra, eso sí, ya soporta la presión de sus antiguos coligados, unos en la cárcel, otros fugados, y  los más cortando las autopistas, para lograr el objetivo del referéndum, algo a lo que Sánchez ni siquiera se ha opuesto frontalmente. Pero si ello no es posible sembrar la sedición para  hacer de España un país ingobernable al precio que sea, incluso al de colocar a su Cataluña natal en los niveles más bajos de desarrollo europeo. Puigdemont, Torra y su cuadrilla no están pirados; saben muy bien lo que hacen. Y ¿qué es lo que hacen? Pues me remito a lo que suele afirmar el actual presidente de la patronal catalana, Fomento del Trabajo Nacional, Josep Sánchez Llibre: “Alentar el caos porque para ellos cuanto peor, mejor”. Este lunes, Sánchez Llibre, será anfitrión sin embargo de todos estos individuos en la entrega de premios que “Foment” tiene establecidos anualmente. Allí, en Barcelona, también estará la inefable Celáa, la infortunada ministra que, obedeciendo las órdenes de su jefe, Sánchez, se marcó una amenaza en toda regla contra la escuela concertada. Un asistente a la convención en la que formuló tal despropósito, ha dicho al cronista: ”No fue una improvisación, lo llevaba todo escrito; fue un globo-sonda para que nos vayamos haciendo a la idea de lo que perpetran los socialcomunistas.

Lo último en España

Últimas noticias