CATALUÑA

Puigdemont adelanta a Illa: será el primer candidato a la investidura que votará el Parlament

Esto le permitirá a Puigdemont cumplir con su promesa de volver a Cataluña tras las elecciones

Puigdemont Illa
Joan Guirado

Carles Puigdemont adelantará a Salvador Illa en la carrera para ser investido president de la Generalitat. La elección de Josep Rull como nuevo president del Parlament, gracias al apoyo de ERC y la CUP, permitirá a Puigdemont cumplir con su palabra de retornar a Cataluña una vez la amnistía esté aprobada y como candidato a ser investido. En el entorno del presidenciable de Junts creen que de esta forma, aunque los jueces planteen cuestiones prejudiciales o recurran la amnistía, «nadie se atreverá a detenerle».

Fuentes de Junts sitúan ese debate de investidura alrededor del 25 de junio. Ese día o los días anteriores, pues, Carles Puigdemont debería abandonar su mansión en Waterloo (Bélgica) para volver a Sant Julià de Ramis (Gerona), lugar que abandonó escondido en el maletero de un coche horas después de la aplicación del artículo 155 de la Constitución -que suponía la suspensión de la autonomía-. Una vuelta que puede hacer públicamente, exponiéndose a una posible detención, o de la misma forma que se marchó, clandestinamente y burlando, unos servicios de inteligencia belgas, franceses y españoles que le tienen permanentemente localizado.

Sin apoyos para ser president

Aunque Puigdemont, previsiblemente, no contará con los apoyos necesarios para ser elegido por la Cámara catalana, al contar, como mucho, con los mismos 59 escaños que han votado este lunes a favor del president del Parlament, su elección por parte de Rull en primer término le permitirá cumplir con su compromiso de volver a Cataluña si era elegido candidato a la investidura. Además, ya en España, estaría presente físicamente en una eventual campaña electoral en caso de una repetición de las elecciones.

A diferencia de lo que ocurre en el Estado, donde es el Rey el que propone a un candidato tras escuchar a todos los portavoces, en Cataluña es el president del Parlamento el que elige a uno de los 135 diputados tras reunirse con los grupos parlamentarios.

Ese trámite está fijado en el reglamento del Parlament. Ahora Josep Rull dispone de diez días para reunirse con los portavoces que designe cada partido para, posteriormente, designar al candidato. En el entorno del nuevo president de la Cámara catalana barajan la fecha del 25 de junio como primer intento para el primer debate de investidura.

Rull, en su primer discurso como president del Parlament, ya ha dejado claro que consideraba «una anomalía» que Puigdemont, Lluís Puig y Rubén Wagensberg, los tres diputados fugados, no pudieran sentarse hoy en sus escaños. Como la Mesa de Edad con mayoría separatista, que ha permitido su voto delegado pese a la prohibición del Tribunal Constitucional, Rull también permitirá votar a los diputados que no estén en el hemiciclo.

Una posible detención de Puigdemont

Si se produjera la detención de Puigdemont a su regreso a territorio español, antes de llegar al Parlament, todo el calendario previsto saltaría por los aires. Pues entre otras cosas, al no producirse el primer debate de investidura en los plazos previstos, no comenzaría a contar el famoso reloj de la democracia de dos meses.

Aunque se trataría de un escenario inédito en nuestra democracia, ya que nunca antes un candidato ha sido detenido antes de someterse al debate del Parlamento, sí hay el precedente de encarcelar a un presidenciable entre la primera y la segunda votación de su debate de investidura. Es el caso del ahora secretario general de Junts, Jordi Turull.

Aunque la amnistía será aplicable esta misma semana, cuando se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE), la presentación de recursos o una cuestión prejudicial a los tribunales europeos, podría poner en suspense su aplicación. Eso tendría consecuencias directas sobre el retorno de Carles Puigdemont a España.

Lo último en España

Últimas noticias