CATALUÑA

Puigdemont coloca al condenado Josep Rull como president del Parlament con el apoyo de ERC y la CUP

Rull fue el único conseller que fue al despacho tras la aplicación del 155

Josep Rull: «Milito políticamente para lograr la independencia y no lo vamos a dejar a medias»

Ver vídeo
Joan Guirado

Josep Rull ya es el nuevo president del Parlament. El ex conseller de Junts, condenado por el 1-O y que pasó varios años en la cárcel, ha sido investido con los votos de Junts, ERC y la CUP. El PSC y los Comuns, que se han votado a sí mismos, han facilitado su elección y la formación de una Mesa separatista, excluyendo de la misma al PP.

El nuevo presidente del Parlament ha defendido este lunes la necesidad de construir puentes en la Cámara catalana y ha pedido textualmente reorientar la «anomalía» que supone, a su juicio, que los diputados electos fugados no ocupen sus escaños. En su intervención, ha constatado que en la historia del Parlament se han aprobado leyes de gran complejidad, algunas con amplios consensos pese a las diferencias ideológicas: «Les invito a tener esta actitud rotundamente constructiva a la hora de legislar en beneficio de los intereses de la gente, de llegar a consensos y ser respetuosos con las discrepancias».

Rull, en su intervención, también ha tergiversado la historia afirmando que «este parlamento no tiene su origen en la Constitución española de 1978, sino que es la expresión de una nación milenaria, de una institución que va más allá de los siglos».

Junts había propuesto el nombre de Josep Rull esta mañana, tras una reunión telemática en el Parlament. ERC, posteriormente, ha confirmado su apoyo al candidato juntero y la CUP lo ha hecho pocos minutos antes de que empiece el pleno. A la misma hora los Comuns confirmaban que votarían a favor de su propio candidato, dejando así sin opciones a un candidato del PSC.

El nuevo president del Parlament es el único conseller que acudió a su despacho tras la suspensión de la autonomía tras la aprobación del 155. Era conseller de Territorio y Sostenibilidad. De perfil socialdemócrata y pragmático, es uno de los independentistas de toda la vida en las filas de Convergència.

Una de las principales funciones del presidente de la Cámara es precisamente proponer el candidato a la Presidencia de la Generalitat, tras una ronda de consultas con los líderes de las formaciones parlamentarias. El diputado que esté al frente del Parlament tendrá 10 días hábiles a partir del lunes para proponer un candidato, hasta el 25 de junio -cuando previsiblemente se celebrará el primer debate de investidura-.

Salvador Illa y Carles Puigdemont, líderes del PSC y Junts, son los dos únicos candidatos que han presentado sus credenciales para tratar de lograr la confianza del parlamento catalán. Aunque a día de hoy ni Illa ni Puigdemont cuentan con los apoyos necesarios para ello. Pero como presidente del Parlamento Rull podrá proponer al candidato de su partido en primer lugar. Asegurándose así Puigdemont volver a Cataluña como candidato a ser investido -tal como prometió-.

Los socialistas no ven mal que el ex presidente lo intente en un primer término fallido, a finales del mes de junio, dejando más tiempo a Illa para alcanzar un acuerdo con ERC -que a su vez podría vender no haber impedido un gobierno separatista-.

Los votos de los fugados

Otra de las cuestiones que marcarán la sesión plenaria de la tarde será el voto de los diputados fugados (Carles Puigdemont, Lluís Puig y Rubén Wagensberg). Los dos diputados separatistas de la Mesa de Edad han acordado que el voto de hoy sea por delegación, de tal manera que Puigdemont y Puig podrán votar la presidencia de la Cámara. Wagensberg, al estar de baja médica, no tiene restricciones. Pues la semana pasada el Tribunal Constitucional consideró ilegal el voto telemático que se había permitido la anterior legislatura.

La sesión, que se alarga habitualmente entre dos y tres horas, es presidida inicialmente por el diputado de más edad, asistido por los dos más jóvenes en calidad de secretarios, por lo que se prevé que Agustí Colomines (Junts+), de 66 años, sea el presidente y Júlia Calvet (Vox), de 23, y Mar Besses (ERC), de 25, sean las secretarias. Conformarán así la llamada Mesa de Edad tres miembros que se estrenan como diputados en esta legislatura y se encargarán de leer por orden alfabético los nombres de los integrantes de la Cámara para que emitan su voto.

Lo último en España

Últimas noticias