El PSOE intentó falsear el acta de otra mesa en León pero paró al ver que había apoderados de Abascal

El PSOE no sólo intentó cambiar el resultado electoral a su favor en una de las mesas electorales de León tras los comicios del 26-M, sino en dos. Sin embargo, en el caso de la segunda, la hazaña no obtuvo el resultado deseado porque, al contrario que en la mesa de la polémica, en esta sí había presencia de apoderados de VOX que hubieran sido testigos de la alteración de resultados.

El PSOE intentó falsear el acta de otra mesa en León pero paró al ver que había apoderados de Abascal
José Antonio Díaz, candidato del PSOE de León @EFE

El PSOE tenía claro que quería ganar el Ayuntamiento de León como fuese. Por ello, al menos por el momento, ha logrado dar la vuelta al resultado electoral inicial de la votación salida de las urnas el pasado 26-M convenciendo a dos vocales de una mesa electoral para que afirmen que realmente el ganador fue el PSOE, cuando, en realidad, en el acta pone lo contrario. Sin embargo, los socialistas intentaron la misma operación en un segunda mesa; eso sí, así como en la primera mesa no había apoderados de VOX que pudieran defender al partido de Santiago Abascal, en la segunda sí, razón por la que pararon la reclamación del segundo caso.

La importancia de ese concejal de VOX en el Consistorio leonés es básica porque con él, el PP sumaría la gobernabilidad suficiente para hacerse con el poder. Sin embargo, si finalmente se va a manos del PSOE, serán los socialistas de José Antonio Díez los que manden en el Ayuntamiento de León junto con Podemos y Unión del Pueblo Leonés (UPL).

La segunda mesa, en la cual el PSOE intentó realizar la misma operación que en la primera, en la que como decimos no había presencia de los apoderados de VOX, fue concretamente la del Distrito censal 1, Sección 1, Mesa B. En ésta se daba una situación muy parecida a la de la polémica mesa sobre la que ha informado OKDIARIO en los últimos días a causa del vuelco del resultado en favor del PSOE, pese a estar plasmado en el acta oficial y por triplicado. En esta segunda, el PP fue el partido ganador con 137 votos, la segunda formación era VOX con 84, la tercera Ciudadanos con 43 y para llegar al PSOE había que bajar hasta los 24 votos.

Además, en esta segunda mesa se comunicó a los presentes que el PSOE planteaba la reclamación porque “era imposible” que esos fueran los resultados, tal y como narran miembros de VOX. Sin embargo, la reclamación fue frenada por el PSOE tras comprobar que había un apoderado de la formación de Abascal que podía testificar la plena normalidad del proceso electoral.

El PSOE intentó falsear el acta de otra mesa en León pero paró al ver que había apoderados de Abascal

Y ese detalle, que no es baladí, es el que llevó al PSOE a preferir trabajar en otra mesa: la de la polémica, concretamente la que pertenecía al Colegio de Las Pastorinas de León porque en ésta, que es la que ha hecho bailar el resultado y el Gobierno del Ayuntamiento de León, no había apoderados de VOX. O, dicho de otra manera, no había testigos de Abascal.

De este modo, fue en la mesa de Las Pastorinas en la cual se alteraron los resultados escritos por triplicado en el acta tras ver que VOX había sacado un resultado claramente superior al resto de partidos. Y fue allí, además, donde los vocales presentes en la jornada electoral del pasado 26-M aseguraron, tras recibir más tarde la visita de enviados del PSOE, que se equivocaron al escribir el resultado y que, en realidad, la cifra de VOX correspondía al PSOE y viceversa, tal y como ha adelantado OKDIARIO.

Esta mesa electoral era una de las pocas donde no había apoderados de VOX. Es decir, una de las escasas mesas donde no había vigilancia de gente del partido de Abascal, un dato que resulta clave en caso de querer realizar cambios sin que nadie se pudiese quejar y que el PSOE conocía porque, al contrario que VoOX, los socialistas sí contaban con apoderados suyos en la mesa.

Ante el escándalo, el PP y VOX han presentado sendos recursos ante la Junta Electoral Central porque sólo un pequeño cambio de votos supone, literalmente, que el Consistorio leonés pase de manos del PP y sus aliados, a las del PSOE y los suyos.  Dicho recurso se apoya, básicamente, en dos de las declaraciones que las citadas vocales de la mesa electoral han realizado ante el órgano electoral, testimonio en el que se reconoce abiertamente que ambas vocales fueron visitadas por miembros del PSOE después de la jornada del 26-M y que fueron estas personas las que les advirtieron “del error” y se ofrecieron, según la declaración literal, a acompañarles “para ir ante notario y verificar que ha sido un fallo de transcripción”. Todos estos detalles, los cuales prueban una manipulación de los resultados electorales en León, están reflejados en las declaraciones de los vocales a las que ha tenido acceso este periódico.

La mesa del escándalo, la de Las Pastorinas de León, ha resultado ser clave en toda la estrategia de pactos, ya que gracias a esos votos VOX mantenía un concejal en el consistorio leonés. Sin embargo, al perderlo, lo ha ganado el PSOE y todo debido a un puñado de votos. La Junta Electoral de Zona –cuyo criterio debe revisar ahora la Junta Electoral Central (JEC) a causa de los recursos de PP y VOX– ha aceptado el cambio de versión de los vocales y, con ello, ha traspasado al PSOE los 130 votos que figuran en el acta a nombre de Vox. A cambio, ha dado a los de Abascal los 28 inscritos en el acta a nombre de los socialistas; sin embargo, al perder VOX esos votos se queda fuera por completo del reparto de concejales en el Ayuntamiento de León por no superar el 5% legal del voto total.

Lo último en España

Últimas noticias