Defensa

La primera mujer general de España recibe su fajín rojo en presencia de la ministra Robles

Sede del Ministerio de Defensa en Madrid
  • M. Jamardo y P. Barro

“La lealtad es la mayor valentía. No es el uniforme el que define al militar sino su carácter”

La primera general del Ejército corrige a Calvo: "El feminismo es de todos"

Patricia Ortega ya luce su fajín de general. Durante el acto de imposición celebrado este martes en la sede del Ministerio de Defensa –presidido por la ministra Margarita Robles- la ya primera general de la historia de España ha agradecido su nombramiento y ha recordado a todos sus compañeros de milicia durante sus 31 años de servicio. Ortega ha querido aprovechar la ocasión para enviar un recuerdo a su padre, también militar de tierra, que le dejó “el listón muy alto”.

La lealtad es la mayor valentía. No es el uniforme el que define al militar sino su carácter”, ha manifestado la general de Brigada Patricia Ortega durante su primer discurso en la sede de Defensa, ante el Jefe del Estado Mayor del Ejército, Francisco Javier Varela Salas. La general Ortega agradeció a éste ser su padrino de ascenso y a la ministra Robles el hecho de haber propuesto su nombre al Consejo de Ministros del pasado viernes. Un trámite que inició previamente el Consejo General del Ejército de Tierra, a quien también dio las gracias la general.

Las primeras palabras de su discurso las ha dedicado a “los militares de servicio en Somalia, Letonia, Irak y todos los que están haciendo guardia en cualquier cuartel de España”. Aunque Ortega ha asegurado que en este tipo de actos “es tradición hacer un relato de los destinos” que ha ocupado un militar, antes de alcanzar el generalato, ha querido destacar que “nadie en esta empresa llega hasta aquí solo, por eso quiero agradecer a mis compañeros durante estos 31 años vuestra profesionalidad”.

"La milicia no es de quien la ejerce, sino de quien necesita” aseguró, antes de recordar a su padre, quien también fue oficial y miembro de la IX Promoción de la Academia General Militar de Zaragoza. De él afirmó que le dejó “el listón muy alto”. Y recordó también a sus tres hijos -dos chicos y una chica- de los que aseguró son sus "mejores obras”.

En su turno de palabra, Margarita Robles reivindicó un Ejército de Tierra “moderno, preparado, puntero, donde hoy asciende una mujer y las que vendrán. Son el ejemplo de una España mejor, más unida y donde los personalismos queden fuera” advirtió.

Para apoyar su discurso, la titular de Defensa recordó que hay se cumplen 50 años de la llegada a la luna de tres astronautas estadounidenses, todos ellos de formación militar. Fue, dijo, gracias al “trabajo en equipo”.

El ascenso de la general Ortega se produce con más de 30 años de servicio desde que accedió a su cuerpo y escala y tras haber cumplido tres años en el empleo de coronel, haber superado el curso de ascenso a general y ser declarada idónea para dicho ascenso.

Ortega nació en Madrid el 11 de mayo de 1963 y es ingeniera agrónoma por la Universidad Politécnica de Madrid. Ingresó en el Ejército en septiembre de 1988 en la Academia General de Zaragoza, el mismo año que se permitió el acceso a la mujer en las Fuerzas Armadas. En la actualidad, más de 14.962. Un 12,7% del personal militar en España. Y entre ellas, un total de 1.422 oficiales, de las cuales 8 son coroneles, una vez que Ortega ha promocionado a general.

Lo último en España