Podemos

Podemos presiona al PSOE para reducir los controles sobre el voto exterior, donde ganó en 2016

Podemos presiona al PSOE para reducir los controles sobre el voto exterior, donde ganó en 2016
94aa4495-4971-4284-a0d2-10ef254e05eb

Podemos y PSOE han registrado una Proposición de Ley para derogar el voto rogado que se tramitará por la vía de urgencia. Este paso podría beneficiar a los morados de cara a las elecciones.

Podemos ha llegado a un acuerdo con el PSOE para presentar una proposición de ley para la derogación del voto rogado que se tramitará por la vía de urgencia con el objetivo de que sea efectivo antes de las próximas elecciones. La medida se convierte en un punto a favor de Podemos ya que este nicho de votantes es uno de sus puntos fuertes.

En las elecciones generales del año 2016, Unidos Podemos fue la fuerza que mayor porcentaje de voto emigrante español consiguió. Los de Pablo Iglesias lograron 23.908 votos, el 27% de los 88.416 votos válidos que fueron escrutados.

La reforma ya fue propuesta por los socialistas en el mes de noviembre. El PSOE no logró, sin embargo, unos buenos datos procedentes del voto exterior. Las últimas generales supusieron un caída para los socialistas que solo contaron con el 16,8% del electorado residente en el extranjero a pesar de haber sacado resultados favorables en elecciones anteriores.

Sin embargo, los socialistas han accedido a acompañar a Podemos en esta proposición que podría suponer una pérdida de control efectivo sobre la emisión de votos y abrirá la posibilidad de que se incremente el fraude al no quedar previstos mecanismos adicionales y específicos de supervisión para la nueva modalidad descrita.

La reforma amplía así el plazo actual para el ejercicio del voto presencial -en las oficinas consulares- de 2 a 4 días y permite el envío postal por correo ordinario, al desaparecer el requisito de la certificación.

Las convocatorias electorales más recientes han supuesto un notable incremento de la abstención del censo de electores en el extranjero. En las últimas elecciones generales, sólo el 7,6 % de los españoles residentes-ausentes ejercieron su derecho al voto.

Irene Montero, portavoz del Grupo Parlamentario morado, ha asegurado que esta es “una cuestión fundamental por la que hemos peleado desde que nacimos”. Asimismo, Montero ha manifestado la esperanza de que Ciudadanos “mantenga su compromiso de eliminar el voto rogado y llegar a las próximas elecciones de mayo con el voto rogado suprimido y la posibilidad de que los españoles en el extranjero puedan participar de reforma efectiva en esas elecciones”.

Últimas noticias