Crisis del coronavirus

Sánchez insulta a los que critican a Simón por los 40.000 muertos de la pandemia: «Son unos ignorantes»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha calificado de «ignorantes» a quienes han criticado a Fernando Simón por su gestión de una pandemia que ha acabado con 40.000 personas muertas en España.

En una rueda de prensa este domingo desde el Palacio de La Moncloa, el jefe del Ejecutivo ha glosado la figura de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) y la del ministro de Sanidad, Salvador Illa. «Cuando estamos a punto de conseguir el objetivo y pasar el testigo a las comunidades autónomas quiero trasladar un elogio público a dos personas, a un aragonés y a un catalán», ha comenzado diciendo el líder del Gobierno socialcomunista.

En referencia a Fernando Simón, Sánchez le ha descrito como «un servidor público que no conocía antes de esta terrible crisis, designado por otro Gobierno». «He conocido al doctor Simón en las horas más extremas, en los días más oscuros de esta crisis y siempre le he visto igual, entregado a su trabajo y al bien común», ha loado.

«Le he visto enlazar días y noches, soportar estoicamente el desdén de los más ignorantes, las críticas más descabelladas. Como todos los españoles, he visto cómo resolvía dudas, he visto cómo reconocía con modestia y con humildad nuestra indefensión en momentos duros. Nunca se ha dejado arrastrar por la provocación. Ni siquiera cuando ha sido contagiado por el virus contra el que luchaba», ha reivindicado Pedro Sánchez.

A pesar de que la pandemia ha dejado 40.000 fallecidos y cientos de miles de contagiados, Sánchez no ha querido hacer autocrítica. Errores manifiestos como mantener los actos del fin de semana del 8 de marzo mientras otros países ya cancelaban eventos multitudinarios, la falta de material sanitario, la compra de test y mascarillas defectuosas o, entre otros, el caos de las fases y horarios de salida de casa han pasado desapercibidos durante la comparecencia.

«Descalificaciones mezquinas»

Por otra parte, Sánchez también ha querido destacar al ministro catalán Salvador Illa. «Un político que conocía antes de este trance, pero del que ahora he descubierto nuevas y enormes cualidades. Nunca ha fallado ni ha desfallecido. Si en casa cada español ha sentido desaliento y zozobra, pueden imaginar lo que pasó por el máximo responsable de nuestra Sanidad. Pero siempre ha estado sereno y firme, ha dialogado, no ha escurrido el bulto y no ha caído ante los insultos y descalificaciones más mezquinos. Jamás ha caído en la provocación ni una sola vez», ha expresado el presidente.

«No nos podemos distraer por el griterio, y figuras como Simón y Illa nos hacen mejores como sociedad. Necesitaremos muchos comportamientos como los suyos para acometer la reconstrucción económica y social», ha zanjado.

Fin al estado de alarma

En la misma rueda de prensa Pedro Sánchez ha anunciado que España saldrá del estado de alarma el 22 de junio. Tal como avanzó OKDIARIO, el presidente ha confirmado la petición de la sexta y última prórroga tras reunirse con los presidentes autonómicos que, a partir del 8 de junio y siempre que estén en la fase tres, serán los responsables de gestionar su propia desescalada. De esta forma, en caso de rebrote, el Gobierno podrá compartir las culpas al haber tomado las decisiones en el momento más importante tras dos meses de confinamiento.

El pleno del Congreso de los Diputados votará este miércoles la petición del Ejecutivo que saldrá adelante gracias al voto a favor del PNV y la abstención de Esquerra Republicana. Con los acuerdos alcanzados con ambas formaciones, a Sánchez sólo le faltan menos de una decena de votos para la mayoría absoluta que pueden llegar por parte de los grupos minoritarios.

Moncloa, por eso, no se cierra a intentar volver a sumar los votos a favor de Ciudadanos, que en las dos últimas prórrogas ha votado que ‘sí’. El Gobierno apela «a la responsabilidad y generosidad» de todos los partidos «para defender la salud pública y salvar vidas en nuestro país».

Así, a partir del 8 de junio, las comunidades autónomas que ya hayan alcanzado la fase tres serán las que tomarán las decisiones durante la última fase de la desescalada. El Gobierno se reserva la gestión de la movilidad para aplicar las restricciones allí donde sea necesario. Según Sánchez «pasamos de la cogobernanza a la gobernanza plena de las CCAA» para que sean ellos quienes decidan «como se realiza la vuelta a la normalidad».

Elogios a Illa y Simón

El presidente del Gobierno se ha deshecho en elogios hacía los dos gestores sanitarios de la crisis, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón. Sobre el ministro catalán, Sánchez ha afirmado que «ha tenido que soportar graves insultos y se ha mantenido sereno y firme». Respecto Simón, al que reconoce que no conocía antes de la llegada del coronavirus a España, el presidente asegura que «ha trabajado hasta la extenuación».

Llama a la unidad

Sánchez ha hecho un nuevo llamamiento a la «unidad» que considera «más necesaria que nunca». El presidente pide «que usen la bandera de España como una bandera de paz y de futuro, no una bandera de provocación». Reclama «concordia, respeto y convivencia» para dejar atrás «el virus de la crispación». Según él ahora «es el momento de transformar España».

Defiende el ingreso mínimo

El jefe del Ejecutivo ha defendido la aprobación de la medida estrella de la coalición socialcomunista, el ingreso mínimo vital, afirmando que «no vamos a permitir más personas sin futuro ni esperanzas». Sánchez recuerda que «ni el Gobierno ni la sociedad española van a girar la espalda mientras haya gente haciendo cola para pedir comida». El presidente afirma que «socorrer a los más vulnerables será una prioridad». Pedro Sánchez dice que «como consecuencia del ingreso mínimo vital, nuestro país ha ganado en justicia social, pero, sobre todo, en decencia».

Lo último en España

Últimas noticias