Investidura Pedro Sánchez

Sánchez y Casado se saludan con rostros serios y zanjan su reunión en apenas 40 minutos

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, se reúne este lunes con los representantes de PP y Ciudadanos para abordar su investidura

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, han zanjado su reunión para la investidura, este lunes en el Congreso, en apenas 40 minutos. Antes del encuentro, ambos dirigentes se recibieron serios y con un frío saludo y posaron ante los medios gráficos sin hacer declaraciones. El líder de la oposición es el primer representante de las formaciones políticas con los que el PSOE se reunirá esta semana. Sánchez mantendrá un encuentro también este lunes con la representante de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

Casado mantiene su rechazo a facilitar un Gobierno de Sánchez y, por tanto, no se esperaban cambios significativos ante esta reunión, convocada la pasada semana por el socialista tras ser designado como candidato a la investidura.

El jueves, y tras reunirse con el Rey en la ronda de contactos en Zarzuela, Casado instó a Sánchez a apartarse «si fracasa».

«Debe dejar paso. Ya ha tenido cuatro posibilidades de investidura en las cuatro votaciones que ha perdido. Ha quedado claro que es el tapón, el bloque personificado», dijo en rueda de prensa en el Congreso. El líder del PP destacó que Sánchez ha bloqueado el país «de manera permanente».

«Está paralizando la vida política, económica, territorial y la concordia entre españoles. No le quedan más conejos en la chistera. Está en su última oportunidad, el contorsionismo tiene sus limites. Ya está bien», espetó.

Casado considera que Sánchez ya ha elegido «libremente» sus socios de Gobierno, firmando un acuerdo con Iglesias que precisa del apoyo de los separatistas. «Lo intentó cuatro veces. Ha cruzado el rubicón, ya no hay marcha atrás», consideró el jueves.

Desde el PP rechazan además apoyar la investidura porque ello mermaría su papel como oposición. El partido, dijo Casado, «es la alternativa sistémica e institucional al PSOE».

«No podemos tener un gobierno constitucionalista, porque no lo es, y en la misma operación liquidar la oposición constitucionalista y dejar la alternativa en manos de Podemos y Vox», subrayó.

Llamada a Torra

Tras la reunión con Arrimadas, será la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, la encargada de contactar con las otras formaciones.

Los contactos no implican, en cambio, la renuncia de Sánchez al pacto con Podemos, para el que necesita además del apoyo de los independentistas.

Este martes, Sánchez tiene previsto contactar telefónicamente con el presidente catalán, Quim Torra. Esta llamada ha sido motivo de desacuerdos en los últimos días, debido a la exigencia de Torra de ser el primero en estos contactos, por delante del lehendakari Iñigo Urkullu, a quien le correspondería en función del orden de aprobación de los estatutos de autonomía.

En esta ronda de contactos de Sánchez no participará Vox, que ha alegado que no se sentará con el PSOE a hablar de la investidura mientras los socialistas sigan negociando con “los enemigos de España”.

Lo último en España

Últimas noticias