"Las urnas van a traer unidad"

Pedro Sánchez asegura que sus adversarios son «Mariano Rajoy y el PP» y no ningún socialista

Pedro Sánchez
Pedro Sanchez en Melilla (Foto:EFE)

El ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha afirmado este miércoles que ningún socialista es su adversario, sino que éste se llama "Mariano Rajoy, el PP y los poderes económicos que lo sustentan", y ha pedido "respeto y coherencia" ante el proceso de primarias que tendrá que afrontar el PSOE.

En un acto público en Melilla, Pedro Sánchez ha pedido a la militancia socialista que viva este proceso "con naturalidad" y aproveche las primarias para fortalecer al PSOE y a la democracia española, dando una lección de respeto, compañerismo, democracia y libertad, además de autonomía y dignidad.

Sánchez ha dado su palabra a los más de 300 afiliados socialistas que llenaban el salón donde ha ofrecido el mitin que si su candidatura gana las primarias para liderar el PSOE, exigirá a sus compañeros la misma lealtad que él se exigirá con el resto si las pierde.

También se ha mostrado convencido de que "las urnas van a traer unidad" al PSOE, una idea que ha defendido reiteradamente en su intervención porque su candidatura busca "unir al PSOE para luego unir a la izquierda, derrotar a la derecha y regenerar este país", que debe ser el objetivo por el que ha pedido que todos trabajen "desde el día después" de elegir al secretario general.

Según Pedro Sánchez, en el PP "andan un poco inquietos" de que la candidatura que él lidera pueda ganar las primarias, y no le ha quitado razón, ya que "Mariano Rajoy debe tener muy claro que no habrá votos de izquierdas para políticas de derechas" ni confundir "gobernar con chantajear".

El ex secretario general ha reivindicado "un PSOE de izquierdas" y ha llamado a los militantes a recuperar un partido ", creíble y coherente", que "si dice no a Rajoy, vota no a Rajoy".

Y aunque ha admitido que el "no es no" no es un proyecto político, sí ha defendido como tal esta postura porque su candidatura defiende "unos sueldos dignos y eso es decir no a la reforma laboral del PP", al igual que dice sí "a un país libre" y "no a la Ley Mordaza del PP".

"Sí a la limpieza de la vida pública, y por eso decimos no a la España de Blesa, de Rato, de Mato, de Esperanza Aguirre y de tantos que han robado en este país", ha agregado Pedro Sánchez, que también ha defendido la "justicia social" y el rechazo, por lo tanto, de la explotación laboral de los jóvenes y el "sufrimiento del paro y la emigración" que sufren muchos.

Sánchez ha afirmado que en el PSOE todos son conscientes de que el Congreso que celebrará en junio "no es uno más" para esta formación política, sino que será "decisivo para el socialismo español", en el que puede haber "muchos candidatos", pero sólo dos proyectos políticos: el de la abstención a Rajoy o el que él defiende, basado en un PSOE "autónomo y de izquierdas, donde la militancia decida".

Ha dicho que su plataforma defiende que "quienes no fueron consultados en la abstención, ahora tienen que ser escuchados con su voz y su voto", y por ello da "un paso al frente", ya que "no son tiempos de resignación, sino de compromiso", en los que "ni a la sociedad española ni al PSOE le valen las soluciones de hace 35 años porque han cambiado".

Para Sánchez, la "encrucijada" ante la que se encuentra el PSOE es ver si es capaz de evolucionar como organización política, como hizo en su Congreso de 1979, algo que ha considerado necesario "para volver a ser mayoritario y una alternativa de Gobierno a la derecha".

"En esta ocasión, la evolución debe de ser afirmar nuestro espacio político en un sistema que se ha transformado radicalmente en estos tres años", ha dicho Sánchez, refiriéndose al sistema político está "mucho más fragmentado", ante el cual ha defendido "decir sí a otras fuerzas políticas del cambio y que el PSOE sea la fuerza que lidere y vertebre el cambio político en este país".

Sánchez ha presentado su proyecto político "para el nuevo PSOE", sintetizado en 8 ideas, la primera de ellas que "vuelva a ser la fuerza política de cambio en este país", algo que se consigue gobernando y no siendo "subalternos del PP" sin que haya cambiado nada en los últimos meses, ya que "Bárcenas está en la calle, no ha devuelto el dinero y Rajoy está en La Moncloa".

Lo último en España

Últimas noticias