El pablista Molina anula el órgano electo de decisión en Castilla- La Mancha para imponer a sus elegidos a dedo

Podemos
Pablo Iglesias con José García Molina. (Foto: EFE)

Podemos Castilla-La Mancha tenía convocada para el pasado sábado una reunión del Consejo Ciudadano Autonómico para discutir, entre otros asuntos, los presupuestos regionales. La cita nunca llegó a producirse. La razón aportada por los dirigentes fue la asistencia de un miembro expedientado que según ellos no debería estar presente. La solución fue una nueva convocatoria, un comité de ‘Consejo de sabios’ formado por miembros elegidos a dedo por el secretario general, José García Molina. 

Círculos críticos del partido denunciarán públicamente estos hechos por falta democrática. Castilla-La Mancha siempre ha sido uno de los agujeros en los que Podemos se ha visto metido debido a la inconformidad de sus miembros por las prácticas guiadas desde la cúpula del partido.

Así ocurrió el pasado fin de semana cuando la secretaria de organización del partido a nivel regional, María Díaz, tomó la decisión de anular la reunión programa sin someterlo a consulta ni a votación. Una decisión unilateral que no ha convencido a aquellos que habían acudido desde las distintas partes de la comunidad autónoma para discutir los asuntos del partido.

Según los propios estatutos de Podemos, el Consejo Ciudadano Autonómico es “el órgano encargado de debatir, decidir y ejecutar la dirección política de Podemos-CLM”. Ahora, y aplicando una suerte de 155, Molina y los miembros de su ‘Consejo de sabios’ se han tornado en dirigentes no electos. Algunas de las personas que forman parte de este grupo no son siquiera pertenecientes al partido.

Iglesias ya lo hizo en Cataluña

El conflicto catalán ha supuesto un antes y un después entre ambos el líder de Podemos Pablo Iglesias y el que lo fue del partido en Cataluña Albano-Dante Fachin.. Tanto es así que Iglesias impuso la celebración de una consulta interna para presentarse a las elecciones autonómicas en coalición con los Comunes, consulta que hizo que finalmente Iglesias se saliese con la suya.

El secretario general podemita olvidó la autonomía que dice otorgar a sus delegaciones e intervo directamente para evitar que Fachin hiciese campaña a su manera. Tras criticar las razones del Gobierno para justificar la aplicación del 155, Iglesias usó unas líneas muy similares para explicar su intervención: “Devolver el poder a Cataluña”.
Esto provocó la dimisión de Fachin como secretario general del partido en la región y su ruptura definitiva con la formación morada. De la misma manera que su mano derecha en Castilla-La Mancha lo hizo anulando la reunión del Consejo Ciudadano, Iglesias aplicó su particular 155 con su delegación catalana.

Últimas noticias