Okupas de Madrid la toman contra Carmena por intentar desalojarlos

Okupas de Madrid la toman contra Carmena por intentar desalojarlos

Dos autodenominados centros sociales okupas de Madrid están presionando al Ayuntamiento para no ser desalojados. El Espacio Social Okupado Autogestionado ‘La Dragona’ junto al Espacio Sociocultural Liberado Autogestionado ‘El Eko’ han iniciado sendas campañas para que el Consistorio de Manuela Carmena no los eche de los sendos inmuebles de los que se han apoderado.

‘La Dragona’ está ubicado en el Cementerio de La Almudena y ‘El Eko’ está en el distrito de Carabanchel. Decenas de colectivos y asociaciones han mostrado su apoyo y solidaridad a estos movimientos ilegales.

Los primeros han recibido una orden de desalojo para el próximo 23 de noviembre. "Gracias por el regalo, Ayuntamiento ‘del cambio'", reprochan con ironía a Ahora Madrid. Los okupas añaden que "tras un largo proceso de negociaciones en el que se instaba a la institucionalización de este proyecto vecinal autogestionado para evitar el lanzamiento, la asamblea ha decidido no claudicar ante sus exigencias".

‘La Dragona’ tiene ‘fecha de caducidad’

El grupo okupa expresa su voluntad "de manera soberana" de "continuar luchando por unos espacios alejados de las instituciones que nos reprimen y criminalizan". Y concluyen conOkupar para luchar, luchar para vivir!".

En su Twitter, han comunicado reiteradamente su intención de "luchar" contra el Ayuntamiento. La última, este mismo viernes, al compartir la notificación de desalojo. Un aviso que les llegó justo dos días después de su fiesta de aniversario: "Máxima difusión. Aquí tenéis la notificación de desalojo que se nos entregó el pasado martes. Lo tenemos muy claro, ES HORA DE LUCHAR".

Susto para ‘El EKO’

Por su parte, la agrupación okupa ‘El Eko’ vivió este jueves un susto. A primera hora de la mañana, han recibido la visita de "cerrajeros, Policía Municipal y gente trajeada", según han reflejado en su Twitter. Así, pidieron que sus correligionarios se personaran para entorpecer la acción de la Policía. Luego, descubrieron que la acción se limitaba a una ‘Inspección Técnica de Edificio’.

"¿Qué hace policía municipal dentro del Eko? ¿Por qué han reventado el bombín y se han metido dentro?", han preguntado al concejal de Seguridad, Javier Barbero.

Los okupas quisieron hacer del trámite municipal un ‘casus belli’ mostrando imágenes del bombín roto y recordando que en Ahora Madrid tienen su contacto y no hacía falta forzar la puerta para entrar en el inmueble, más allá de que ellos no sean titulares del mismo. "Estamos acompañándoles en la inspección del edificio, en vez de preguntar, rompen la puerta y entran ellos, esto es de locos", protestaron los okupas.

Entre los apoyos que recibieron destacó el de Patio Maravillas, otro colectivo que antaño integraban actuales concejales de Carmena.

Tras horas de negociación ante lo que aseguran es una orden judicial y del Ayuntamiento han anunciado: "No hay desalojo, de momento, pero han reventado 4 candados, puerta entrada incluida, y a espera en qué queda expediente abierto, quieren cerrar y quedarse las llaves".

Los okupas reprocharon que les hubieran cambiado la cerradura: "Muy finos no son… a la mierda la puerta, es la palanca ‘del Cambio'". Y zanjaron diciendo: "Está claro que el Ayuntamiento nos quería echar, nos conocéis, en la web hay contactos y horario y entráis reventando candados, por la fuerza".

Lo último en España

Últimas noticias