Podemos

Nueva causa contra Iglesias: su rival en las primarias le denuncia por fraude y falsedad documental

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias en una comisión en el Congreso de los Diputados. (Foto: EP)

A Pablo Iglesias se le acumulan los problemas judiciales. Esta semana se ha registrado una nueva denuncia contra él, en este caso, por parte de su adversario en las primarias recién celebradas en la Tercera Asamblea Estatal del partido. En el escrito trasladado a la Fiscalía Anticorrupción, al que ha tenido acceso OKDIARIO, se le acusa de «fraude, falsedad documental y corrupción en el seno de Podemos».

Se trata de una denuncia que tiene la firma de Fernando Barredo, el ex dirigente de Podemos Castilla-La Mancha que se presentó contra Iglesias a liderar el partido tras conseguir los avales necesarios. Sin embargo, en el transcurso de las primarias ha detectado varias irregularidades graves que ha puesto en conocimiento de la Justicia.

No es la primera vez que Barredo se ve obligado a acudir a los tribunales por prácticas ilegales en Podemos. Cuando pertenecía a la dirección de Podemos Castilla-La Macha (el Consejo Ciudadano Autonómico) fue expulsado del cargo de forma irregular, tal como dictaminó un juez. Tras ello, Barredo tuvo que ser readmitido en la formación con su puesto.

Ahora, denuncia que «el Consejo de Coordinación (la Ejecutiva del Partido) encabezado por Pablo Iglesias ha vulnerado los Estatutos, el Código Ético y el Documento Organizativo aprobado en la Segunda Asamblea Ciudadana Estatal, conculcando el derecho fundamental de participación previsto en el artículo 23 de la Constitución Española y el artículo 40 de la Ley Orgánica del Derecho de Asociación». Barredo considera que Iglesias ha «incurrido en un delito de falsedad documental, previsto y penado en el artículo 392. 1 del Código Penal», entre otros tipos penales.

Cúmulo de irregularidades

En su denuncia de 20 páginas, sin contar con los anexos, Fernando Barredo señala varios asuntos. En primer lugar, apunta a la acumulación de cargos: Iglesias junto a Irene Montero, Ione Belarra y Noelia Vera «ocupan, cada uno de ellos, dos cargos institucionales (externos) y un cargo orgánico (interno)». Los cuatro son a la vez altos cargos de Podemos, diputados en el Congreso y miembros del Gobierno de España. Sin embargo, el Código Ético de Podemos en su artículo 11 establece «la limitación para el ejercicio de más de una función pública o de más de un cargo interno de Podemos».

Pablo Iglesias y Fernando Barredo.
Pablo Iglesias y Fernando Barredo.

«Ignorando abiertamente dicha normativa el 1 de marzo de 2020 se publicaron en la web del partido las candidaturas provisionales para la composición de los nuevos órganos que serían elegidos por los afiliados. Esta maniobra fraudulenta, por parte de Iglesias y su equipo, ponen en evidencia el menosprecio por su parte no sólo a la normativa del partido sino a los integrantes de la formación política, que depositan su confianza en su Dirección y esta hace y deshace a su antojo, ignorando tanto estatutos internos, Ley de Partidos Políticos y la propia Constitución Española», afea el dirigente crítico.

Por otra parte, denuncia que las ‘reglas de juego’ del proceso de primarias fueron modificadas sobre la marcha con un «Anexo al reglamento de la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos» publicado en mayo. Dicho documento «contradice lo que comunicó el Equipo Técnico al interrumpir la Asamblea (por el coronavirus), dado que indicó que ésta se reanudaría en las ‘mismas condiciones’ en las que se estaba desarrollando», considera Barredo.

«Tenemos un proceso electoral que se inicia con unas reglas, en el que se presentan ilegítimamente tres candidatos incumpliendo el Código Ético que se interrumpe con el estado de alarma, se reinicia, sin previo aviso, con unas nuevas reglas», unas instrucciones que impone el Equipo Técnico conformado totalmente por personas de la lista de Iglesias, vulnerando el principio de igualdad entre las candidaturas.

«Para añadir más falseamiento a lo ya expuesto, entre las reglas originales y las nuevas se pasa de 84 personas a elegir a 89, sin explicación ni causa alguna que lo justifique», apostilla. En este punto el denunciante ve «falsedad material consistente en la modificación de un elemento esencial, el número de candidatos».

Otra presunta irregularidad es que el censo de participantes en las primarias se cerró en un primer momento, en marzo, pero al retomarse el proceso se abrió de nuevo, sin avisar, para cerrarse finalmente el 2 de mayo. Así pudieron ser candidatos y votar personas se hubieran inscrito en ese
intervalo y sin los avales exigidos a los candidatos iniciales.

Sistema de votación

Por último, cabe destacar que el aparato morado ha ejecutado erróneamente el sistema Desborda para calcular los puntos de cada candidato en base a los votos obtenidos. Este sistema ideado por el matemático francés Jean Charles de Borda en 1770 fue mejorado para supuestamente garantizar la representación de las corrientes minoritarias. «Clara y contundentemente se ha incumplido la normativa. Es una situación que, en terminología decimonónica, es un pucherazo«, lamenta Barredo que defiende que le corresponden una decena de asientos en el Consejo Ciudadano Estatal de aplicar bien la matemática.

Lo último en España

Últimas noticias