Multan a un ciudadano en Galapagar tras «tararear el himno de la Guardia Civil a 10 metros» del casoplón de Iglesias

El inédito e inusitado despliegue policial en torno al casoplón en el que viven en Galapagar el vicepresidente social y líder de Podemos, Pablo Iglesias, y su pareja, número dos del partido y ministra de Igualdad, Irene Montero, desplegado en este mes de junio ha estado acompañado de las multas que se han venido imponiendo a discreción por parte de los agentes.

En este vídeo se observa como los agentes de la Guardia Civil le ponen una multa a un ciudadano que trata de explicar lo que estaba haciendo: algo tan peligroso como, según cuenta en sus alegaciones in situ, «subirse a una roca situada a unos 10 metros de la casa para tararear el himno de la Guardia Civil». Los agentes apuntan las puntualizaciones hechas por el ciudadano y le entregan una copia del documento, después de que este ejerza su derecho a no firmarlo.

Se trata del último ejemplo del peculiar desarrollo de los acontecimientos en torno a la figura de Pablo Iglesias, que hace algunos años se jactaba de sentir emoción por una paliza a agentes y que ahora cuenta con un numerosísimo despliegue de más de 50 agentes y seis vehículos de la Guardia Civil para custodiar su casoplón en Galapagar ante las manifestaciones de este último mes de junio.

En la segunda semana de este mes otra ciudadana era multada con 600 euros por pasar tres veces cerca de la casa ataviada con una bandera de España. Además, ha sido llamativo, como parte de ese dispositivo de seguridad, el corte total de la calle donde está situado el chalet de Pablo Iglesias en la urbanización de La Navata.

Despliegue

El Ministerio del Interior reforzó el dispositivo de seguridad instalado en las inmediaciones de la casa del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y de su pareja, la ministra de Igualdad, Irene Montero. El chalet en el que residen en Galapagar está estos días rodeado por al menos medio centenar agentes y una veintena vehículos. Entre ellos, un equipo del Grupo de Reserva y Seguridad Nº 1, con uniforme negro. Además, a los manifestantes se les ha trasladado por parte de los agentes que no está permitido golpear cacerolas ni provocar «contaminación acústica».

Al menos medio centenar de agentes de uniforme -y posiblemente alguno más de paisano- vigilan estrechamente la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero estos días. La casa y los alrededores: pueden verse agentes hasta a 300 metros de la vivienda. Entre el grupo, según ha sabido OKDIARIO de fuentes de la Guardia Civil, hay al menos 3 suboficiales al frente que dan las órdenes diarias del despliegue y vigilan que el operativo se realice sin complicaciones.

El número de agentes varía según el día de la semana: los sábados las marchas con banderas y cacerolas son más numerosas, y ese día suele haber un ligero refuerzo de agentes, en torno a media docena extra. A ellos se le suma el retén de dos agentes que están las 24 horas en la garita situada frente al chalet.

Lo último en España

Últimas noticias