Caos en Barcelona

Los Mossos alertan de la situación en Barcelona: «Hemos perdido por completo el control de las calles»

Ver vídeo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Los Mossos d’Esquadra que prestan servicio en Barcelona describen la situación actual de seguridad como la de una «ciudad fallida». Las escenas de quema de coches policiales y saqueos, las 13 agresiones con arma blanca en una sola noche y el caos generalizado en las calles llevan a los agentes a concluir que han «perdido totalmente el control» de la ciudad.  Así lo admiten a OKDIARIO a la vez que muestran su indignación por el señalamiento de la alcaldesa, Ada Colau, que les responsabiliza de la situación y de no ayudar a la Guardia Urbana.

Hacía tiempo que los Mossos no vivían unas noches como la de este fin de semana. Las fiestas de La Mercé han servido de mecha para incendiar las calles, dejando sólo en la madrugada del sábado más de una veintena de detenidos y cerca de medio centenar de heridos, algunos de ellos graves por arma blanca.

Según fuentes de los Mossos d’Esquadra, el caos registrado es la constatación de que las fuerzas del orden han perdido el control de las calles. «No hay seguridad ciudadana ni orden público», admiten.

Ausentes en la calle

Lo vivido estas madrugadas en Barcelona deja muy tocados a los agentes de policía, especialmente a los Mossos d’Esquadra que han sido señalados como culpables de no haber podido frenar la situación. Ni siquiera fueron capaces, admiten fuentes del cuerpo a OKDIARIO, de echar una mano a sus compañeros de la Guardia Urbana.

El resultado, agresiones a agentes, ataques a coches patrulla, vehículos policiales ardiendo y comisarías destrozadas. Individuos sin camiseta y con chalecos antibala robados a la Guardia Urbana. Hay una imagen que indigna especialmente a los Mossos: la de varios agentes, protegidos con cascos de moto, contemplando desde el interior de la Fira de Barcelona cómo una turba destroza los exteriores a pedradas y botellazos sin hacer nada. Y todo tiene que ver, explican, con la situación interna que vive el cuerpo policial autonómico y con las órdenes explicitas de no actuar que recibieron de sus mandos.

Mossos
Mossos en el interior de una comisaría atacada.

Mossos al borde del colapso

«Hemos abandonado. Esa es la palabra. Ya no es la situación en las calles, a eso hay que sumarle que entre los Mossos hay un grave problema. Se está intentando recuperar a agentes de baja y reincorporarles cuanto antes, porque muchos se han ido directamente a casa. Muchísima de nuestra gente no quiere trabajar en las comisarías, hay graves problemas de relaciones con los jefes», asegura un agente del cuerpo con años de servicio a sus espaldas.

Describen un ambiente laboral marcado por el temor a las represalias por parte de sus jefes. «A la mínima queja ciudadana, hayas o no hecho algo, te mandan al Departamento de Asuntos Internos», aseguran. El resultado, absentismo laboral, falta de patrullas y efectivos generalizada en todas las comisarías. «La gente se esconde porque no quiere líos con los jefes», indican estas fuentes.

«Hemos abandonado»

«Tenemos una situación caótica y la gente ha tirado la toalla, no quieren saber nada. Llegan, se ponen el uniforme, hacen las horas lo más rápido posible y se largan. Hemos abandonado. Ha ganado la chusma de la calle y nuestros jefes directos y mandos políticos nos han liquidado», explican.

Y en medio de todo el embrollo interno, se intensifica el malestar entre policías autonómicos y municipales. Este sábado se produjo una reunión en el Ayuntamiento de Barcelona entre los responsables del área de Seguridad y mandos de la Guardia Urbana. Sobre la mesa estaban las quejas por la inacción de los Mossos. «Se explicó a las claras que Mossos les habían dejado tirados», aseguran fuentes policiales conocedoras del contenido de esa reunión. La policía autonómica quedaría posteriormente señalada por la propia alcaldesa, Ada Colau, que instó a Mossos a cumplir su labor para mantener el orden público en Barcelona.

Lo último en España

Últimas noticias