MINISTERIO DEL INTERIOR

Monumental pitada a Marlaska en un acto oficial tras el revolcón del Supremo por De los Cobos

Ver vídeo
Pelayo Barro

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha recibido una monumental pitada este miércoles cuando ha entrado en la Plaza Mayor de Salamanca para presidir los actos del Día de la Policía Nacional. Ocurre sólo 24 horas después del varapalo del Tribunal Supremo por vetar el ascenso del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos.

La pitada ha comenzado cuando el narrador del acto ha anunciado la llegada a la plaza de Grande-Marlaska, que ha accedido a pie y acompañado de personas de su equipo al lugar. En ese momento, los pitos y los gritos de «¡Fuera, fuera!» se han dejado oír de forma contundente por la señal institucional del acto que ha dado Interior. No es la primera vez que le ocurre algo así al ministro, que se encuentra con pitadas en todos aquellos actos abiertos al público en los que participa, y que llegó a plantearse no acudir a este tipo de eventos.

Los abucheos se han mantenido mientras Marlaska, acompañado del alcalde de la ciudad y altos cargos de Interior, pasaba revista a los mandos y agentes de la Policía Nacional que participaban en el acto, vestidos con su informe de gala. Posteriormente, durante la entrega de medallas a agentes condecorados, los pitos han cesado y han dejado sitio a los aplausos para los policías galardonados.

Entre las autoridades presentes en la tribuna se encontraban el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez Ruiz; el director general de la Policía, Francisco Pardo Piquera; la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones; el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo y el jefe superior de Policía en Castilla y León, Juan Carlos Hernández.

Al finalizar el acto, la señal de televisión se ha cortado bruscamente antes de que se pudiera reflejar otra pitada a Marlaska a su salida de la plaza de Salamanca.

De los Cobos

La sonora pitada a Marlaska en Salamanca se ha producido, además, tan sólo 24 horas más tarde de que el Tribunal Supremo diese la razón al coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos, tras los recursos que este presentó por el veto a su ascenso a general.

La jugada del ministro del Interior la va a pagarla la Guardia Civil. Los movimientos para vetar el ascenso a general del coronel van a provocar una reacción en cadena en el cuerpo que afectará a su operatividad. La nueva sentencia obliga a deshacer tres ascensos a general, por lo que la Guardia Civil perderá de un plumazo la dirección de tres puestos clave: los Servicios Técnicos, Enseñanza y la jefatura de la Zona de Valencia.

Los afectados son los generales Francisco Javier Sánchez GilArturo Prieto Bozec y Antonio José Rodríguez Medel Nieto.

Los tres, a partir de la ejecución de la sentencia, dejarán de ser generales. Y con ello, según las normas internas de funcionamiento de la Guardia Civil, no podrán continuar al frente de los cargos que ostentaban hasta este momento. Y no son puestos irrelevantes, ni mucho menos.

«Es un roto de consideraciones que Interior deberá resolver cuanto antes, porque si no esos tres departamentos se quedan poco menos que a la deriva. Y son importantes para el funcionamiento interno del cuerpo», valoran a OKDIARIO fuentes de la Guardia Civil. Un «roto» que no se hubiese producido de no maniobrar Interior para apartar al número 1 de la lista, De los Cobos, del ascenso.

Lo último en España

Últimas noticias