Nueva Legislatura

La Mesa del Senado retrasa la suspensión de Romeva como senador para la próxima semana

La Mesa del Senado retrasa la suspensión de Raül Romeva, senador por ERC, como senador para la próxima semana, a pesar de haber tenido ya una primera reunión, aunque afirman que ha sido sólo para una primera toma de contacto entre sus componentes.

La Mesa del Senado retrasa la suspensión de Romeva como senador para la próxima semana
Raúl Romeva tras jurar como senador

Ni el Senado ni el Congreso abordarán esta semana la suspensión de los cinco golpistas procesados por el 1-O como diputados y senadores. Es más, Meritxell Batet, presidenta de la Cámara Baja, ha pasado la pelota al Tribunal Supremo para que resuelva dicha suspensión. Por su parte, la Cámara Alta no abordará la suspensión de Raül Romeva, senador de ERC, hasta la semana que viene, a pesar de haberse celebrado ya una reunión de los miembros de la Mesa.

A diferencia del Congreso, que hasta mañana jueves no celebrará la primera reunión de la Mesa elegida en la sesión constitutiva de la Cámara, la Mesa del Senado sí se reunió ayer al término de la constitución de la Cámara Alta, si bien se limitó a una primera toma de contacto entre sus siete miembros.

Varias fuentes parlamentarias del Senado han manifestado a Efe que la institución quiere actuar con la máxima prudencia en un asunto tan delicado como la suspensión de uno de sus miembros, y hacen hincapié en que es preciso tener muy en cuenta lo que digan los letrados en el informe jurídico encargado sobre el caso de Romeva.

En principio, la segunda reunión de la Mesa del Senado está prevista para el próximo miércoles, y cabe la posibilidad de que sea entonces cuando se comience a ver la tramitación de la suspensión del senador Romeva que ya han solicitado el PP y Ciudadanos.

Y mientras la presidenta del Congreso, Batet, se ha dirigido al Tribunal Supremo para que aclare "las consecuencias de la aplicación de la ley procesal de los parlamentarios" que podría acarrear la suspensión de los cuatro diputados de ERC también encarcelados por la causa del "procés", fuentes socialistas del Senado no tienen constancia de que Manuel Cruz haya hecho lo mismo.

El propio presidente del Senado declaró esta mañana que respecto a este asunto en la Cámara Alta, al igual que en el Congreso "estamos a lo que nos digan los letrados".  Los Reglamentos de las dos Cámaras son diferentes, y mientras la Cámara Baja da la competencia a la Mesa sobre la suspensión de diputados, las disposiciones del Senado apuntan a que la decisión final corresponda al pleno, aunque es algo sujeto a interpretación.

Así lo apuntan fuentes de las dos formaciones mayoritarias, PSOE y PP; no obstante, todos tienen claro que cualquier medida al respecto tiene que pasar necesariamente por la Mesa de la Cámara. Un órgano que ahora controla el PSOE, al contar con cuatro de sus siete miembros (el presidente, Manuel Cruz, la vicepresidenta primera, Cristina Narbona, el secretario primero, Fernando Martínez, y la secretaria segunda, Olivia Delgado).

El PP cuenta con dos representantes en la Mesa, el vicepresidente segundo, Pío García-Escudero, y el secretario cuarto, Rafael Hernando, mientras que el puesto del PNV lo ocupa el secretario tercero, Imanol Landa.

El próximo miércoles todos ellos tratarán la distribución de los nuevos grupos parlamentarios de la legislatura, que tienen de plazo hasta el próximo lunes 27 a las 20.00 horas para comunicar sus integrantes y respectivos portavoces, así como aspectos técnicos y administrativos relativos al reparto de despachos o la ubicación de escaños en el hemiciclo.

Es previsible que se constituyan hasta ocho grupos parlamentarios en el Senado, de los cuales cinco podrán conformarse automáticamente por contar con el mínimo de diez senadores exigido en el Reglamento (grupo socialista, popular, ERC, Ciudadanos y PNV).

Unidas Podemos, con seis senadores autonómicos, precisaría del "préstamo" de cuatro senadores para llegar al mínimo, una práctica muy habitual en la vida parlamentaria; los socialistas están dispuestos a cederles estos cuatro parlamentarios.

También necesitaría ayuda Junts per Catalunya (JxCat), que con solo cuatro senadores tiene más difícil alcanzar los diez requeridos inicialmente para constituir grupo propio, si bien el Reglamento establece que después basta con conservar seis escaños.

En la pasada legislatura, el PDeCAT logró que el Tribunal Constitucional le reconociera el derecho a conformar grupo junto a Coalición Canaria (rectificando así una decisión de la Mesa controlada entonces por el PP), una suma de seis senadores en total.

EH-Bildu mantiene negociaciones con ERC para conformar grupo junto a los republicanos catalanes, tanto en el Congreso como en el Senado. Los senadores que no logren constituir grupo propio pasarán al Mixto, donde por ahora es casi seguro que estarán los senadores de UPN, de la Agrupación Socialista Gomera, Vox y CC, a expensas de saber si EH-Bildu se integra o no en el de ERC. También estará en el Mixto el senador autonómico de Compromís que falta por ser designado por las Cortes Valencianas.

Lo último en España

Últimas noticias