La dictadura lingüística del catalán en Baleares expulsa a la única neuropediatra de Ibiza

Baleares
El Hospital Can Misses de Ibiza
Comentar

La isla de Ibiza dejará de contar con los servicios de su única neuropediatra, Ileana Antón, que trabaja en el Hospital de Can Misses. El decreto aprobado el pasado viernes por la Mesa Sectorial de Sanidad de las Islas Baleares exige tener un título que acredite el conocimiento de catalán para seguir trabajando en el sector.

Soy interina y la única neuropediatra que hay en Ibiza. Va a haber oposiciones y sin catalán no puedo presentarme al examen”, afirma Antón en una entrevista concedida al Periódico de Ibiza.

Esta pediatra, originaria de Argentina, lleva residiendo en Ibiza desde hace cuatro años. A pesar de entender y tener conocimientos de catalán, no tiene el título que lo acredite, por lo que el decreto aprobado la empuja a perder su puesto de trabajo en el Hospital.

“Muchos de los políticos que nos exigen acreditar el catalán no lo tienen, ni siquiera el nivel B1”, lamenta Antón. En los cuatro años que lleva viviendo en la isla, señala que nunca ha tenido ningún incidente con algún paciente ni ha tenido la obligación de atenderles en catalán: “¿Tú crees que a los padres que tienen un hijo que sufre epilepsia, parálisis cerebral o una enfermedad degenerativa les importa si yo hablo catalán o no? La respuesta claramente es no”.

En este sentido, señala que el nuevo decreto está originando “enfrentamientos” entre sus compañeros y empleados del sector. “Los decretos son decisiones que toma una parte, no todos. Por eso se llama decreto y se está olvidando lo más importante que es escuchar la voz de la gente“, advierte Antón.

“Te piden un certificado pero no que hables en catalán”

El decreto contó con el rechazo del Sindicato Médico de Baleares (SIMEBAL), el Sindicato de Enfermería (SATSE), Comisiones Obreras y CSIF. UGT y el Sindicato de Auxiliares de Enfermería se abstuvieron.

“El decreto es una medida totalmente política, electoralista y que no tiene nada de sentido común con la realidad que sufrimos en la isla”, declara a OKDIARIO Luis Apolinar, el presidente de Sanidad del CSIF en Baleares.

Apolinar apunta directamente a la presidenta socialista de Baleares, Francina Armengol, y a sus socios de gobierno: Podemos y la formación nacionalista de Més.

“En la actualidad las bolsas se agotan, las plantillas no se cubren y la realidad es que un gran porcentaje de los profesionales que están trabajando aquí desde hace muchos años pues no tienen el documento que ellos exigen para seguir trabajando en el servicio de salud“, señala el dirigente del sindicato CSIF.

En este sentido, también resalta la inutilidad de este decreto, puesto que “no te piden que hables ni que trabajes en catalán, sino lo que te piden es tener un certificado de la dirección política lingüística de Baleares de conocimiento del catalán, pero no te piden que hables luego catalán“.

“La Sanidad es un servicio básico para la ciudadanía y puede ponerse en peligro con este decreto“, sentencia Apolinar.

Últimas noticias