Crisis del coronavirus

Las marchas de la izquierda contra Ayuso cambian de lema ahora que es Sánchez quien impone las restricciones

Almeida pregunta al PSOE si va a criticar al Gobierno de Sánchez por "segregar al sur y este" de Madrid

Ayuso: "Cumpliremos las órdenes, no somos rebeldes independentistas, pero recurriremos a los tribunales"

La izquierda alentada por PSOE y Podemos, socios en el Gobierno central, y por Más País ha redirigido los lemas de sus protestas contra la Comunidad de Madrid a raíz de que el Ejecutivo socialcomunista haya ordenado el cierre de la capital y otros 9 municipios de la región. De convocar manifestaciones contra las restricciones iniciales del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso al sentirse «guetos», han pasado ahora a admitir el confinamiento impuesto por el Ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y a reorientar sus próximas protestas hacia la «defensa de los servicios públicos en Madrid».

Del «si confináis el sur, paramos a Madrid» de hace unas semanas, los radicales de izquierdas han virado hacia el «más servicios públicos». Del «apartheid con los barrios pobres» al cierre de filas con el Gobierno socialcomunista de la «justicia social».

De esta manera, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) ha convocado para este jueves concentraciones frente a los centros de salud contra «los confinamientos selectivos», algo que ya ha quedado desfasado por la orden del Ministerio de Sanidad, y para «demandar más recursos en servicios públicos claves para hacer frente a esta segunda oleada de la pandemia de la Covid-19».

Unas acciones dirigidas fundamentalmente contra la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, por su «actitud irresponsable y de bloqueo», sostienen. En cambio, de la orden ministerial del ministro socialista Salvador Illa para cerrar Madrid, ni una palabra.

En este sentido, también se ha convocado una manifestación el próximo sábado 3 de octubre en Vicálvaro, distrito del sureste de la capital, con el mismo lema: «En defensa de los servicios públicos». El cartel de la concentración recoge una imagen de la presidenta Isabel Díaz Ayuso como el enemigo a batir. «Dignidad para los barrios y pueblos obreros», añade la ilustración, cayendo así en la estigmatización.

Los convocantes de estas manifestaciones instan a las personas asistentes a que siempre lleven consigo mascarilla y gel hidroalcohólico y guarden la distancia mínima de seguridad. Sin embargo, tales recomendaciones no se cumplen por estos activistas, como se ha visto en las últimas semanas.

El PSOE «segrega» el sur 

Por su parte, el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez Almeida, ha subrayado este jueves que precisamente de los 11 municipios que el Ministerio de Sanidad ha ordenado confinar, «salvo Alcobendas, todos están en el sur y en el este». «No hay ninguno del norte. Y esto lo ha decidido el Gobierno de la nación. ¿El PSOE de Madrid, que alentó las manifestaciones en los distritos, va a criticar ahora al Gobierno de la nación por segregar a los municipios pobres del sur y del este, como ellos dirían?», se ha preguntado Almeida.

Se da la circunstancia de que el PSOE llegó a suscribir la pasada semana, junto a Unidas Podemos, Más Madrid, los sindicatos CCOO y UGT, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública (ADSP Madrid) y la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), un manifiesto contra las restricciones del Ejecutivo de Díaz Ayuso, llamando a la movilización el pasado domingo 27 de septiembre.

Si bien el líder de los socialistas y delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, llegó a desmarcarse de la cita, la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, jaleó estas marchas entre su electorado con la recomendación de acudir con «mascarilla» y «respetando la distancia de seguridad».

Menos contagios

Además, el regidor del PP ha recordado este jueves que «los números de contagios han bajado en las unidades básicas de salud de Madrid donde se tomaron restricciones» por parte del Gobierno regional de Díaz Ayuso, ha enfatizado en rueda de prensa.

Respecto a la orden de Sanidad para cerrar Madrid y otros 9 municipios de la región, Almeida ha recalcado que «la Comunidad ha decidido que va a acatar la orden, pero no es la Comunidad de Madrid quien tiene que responder, sino Sánchez e Illa. ¿Por qué en diez días pasan de arrimar el hombro a una intervención a través del BOE? No ha sido la Comunidad de Madrid quien ha cambiado el criterio», ha aseverado.

Almeida también ha pedido al delegado del Gobierno en la región, el socialista José Manuel Franco, que «no se lave las manos» y colabore en el diseño del dispositivo policial que permita cumplir con las restricciones de movilidad recogidas en la orden ministerial de Illa, que la Comunidad de Madrid debe trasponer a su Boletín Oficial. Así, el portavoz popular ha incidido a Franco en que «no es el momento de ausentarse, ni de dedicarse a las tareas del partido».

Lo último en España

Últimas noticias