Largo Caballero

Madrid retira una placa del Lenin español, el socialista Largo Caballero

El Ayuntamiento de Madrid, liderado por José Luis Martínez-Almeida, ha retirado este jueves una placa de homenaje al ‘Lenin español’, el socialista Francisco Largo Caballero, de la Plaza de Chamberí. Ante esto, la izquierda ha salido en tromba a criticar la decisión que se apoya en un acuerdo sobre Memoria Histórica del Pleno municipal votado a favor por la mayoría de Partido Popular, Ciudadanos y Vox. El PSOE y Más Madrid aseguran que recurrirán en los tribunales de Justicia.

Largo Caballero fue el presidente del Gobierno mientras se desarrollaban matanzas sistemáticas en el municipio madrileño de Paracuellos del Jarama. Como recuerda Vox, grupo impulsor de la iniciativa de quitar los homenajes al líder socialista, este hombre fue responsable de las checas (los cárceles del bando republicano para, al margen de las leyes, detener, interrogar, torturar, juzgar de forma sumarísima y asesinar a sospechosos de ser afines al bando franquista).

Además, este político llamó abiertamente a iniciar la Guerra Civil. «Si triunfan las derechas (…) tendremos que ir a la guerra civil declarada. Y esto no es una amenaza, es una advertencia. Y que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas: que nosotros las realizamos», afirmó Largo Caballero en enero de 1936 en Alicante.

Sin embargo, la izquierda ahora reivindica su figura y considera que es digno de homenajes. La líder municipal de Más Madrid, Rita Maestre, ha señalado que «en el aniversario del nacimiento de Largo Caballero el gobierno de Almeida arranca su placa de la Plaza de Chamberí. Así es como rinden homenaje a la memoria democrática: haciéndola añicos». «Utilizaremos todas las herramientas políticas y jurídicas para restituirla», ha avanzado la jefa de la oposición en el Ayuntamiento.

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Pepu Hernández, ha agregado que «la retirada de la placa de Largo Caballero es un acto vandálico, no ha pasado por Junta de Gobierno». Al igual que Más Madrid, los socialistas, como ya avanzaron hace unos días, prometen que acudirán «a los tribunales denunciando esta retirada ilegal». «Es un atropello contra la Memoria Democrática y una nueva concesión a las exigencias de Vox», concluye el edil.

Acuerdo del Pleno

El pasado 29 de septiembre, los grupos municipales de Vox, PP y Cs aprobaron un acuerdo para eliminar el nombre del que fuera presidente del Gobierno en la República Francisco Largo Caballero del callejero madrileño «en aplicación de la Ley de Memoria Histórica». La propuesta llegó a Cibeles de la mano de Javier Ortega Smith, que pedía acabar con cualquier homenaje a «personajes siniestros» como Largo Caballero y el también ministro socialista en la República Indalecio Prieto. «Ambos son exponentes de totalitarios criminales antidemócratas que no merecen un reconocimiento en las calles de Madrid», censuró.

El presidente del Pleno, Borja Fanjul, justificó el apoyo del PP a la moción por el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, que permite a las administraciones retirar escudos, placas o menciones conmemorativas «de la exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil o de la represión de la dictadura».

Sin embargo, el edil socialista Ramón Silva acusó al centro derecha de «pretender retorcer la ley». Igualmente, la edil de Más Madrid Marta Gómez Lahoz agregó que estaba delante de «un uso torticero de la ley».

En todo caso, frente al ‘no’ de socialistas y errejonistas, los votos de PP, Cs y Vox fueron suficientes para dar luz verde a retirar los nombres de la avenida Francisco Largo Caballero y del bulevar Indalecio Prieto, así como la placa en la plaza de Chamberí dedicado al primero –lo que ha sucedido este jueves–, además de instar a la eliminación de las estatuas erigidas en Nuevos Ministerios en su memoria.

Vox articulaba su petición en «cumplimiento de la resolución del Parlamento europeo de hace un año, donde se condena a los regímenes totalitarios por su ataque a la democracia». Posteriormente, PP y Cs registraron una enmienda, aceptada por Vox, para basar la argumentación en la legislación española, con la Ley de Memoria Histórica, y la ordenanza municipal.

Para el socialista Silva es «vergonzoso» que Vox recurra a una resolución del Parlamento europeo por el 80 aniversario del inicio de la II Guerra Mundial, «que inició el nazismo, aliado bélico del franquismo del que ustedes (a Vox) proceden y defienden porque no reniegan ni condenan». «Los criminales y fascistas no somos nosotros, que defendemos la Constitución» requiriendo la retirada de nombres en el callejero de «totalitarios y comunistas», contestó Ortega Smith, que apostilló que «no es revisionismo, es acabar con la mentira histórica».

Por su lado, la edil de de Ciudadanos Sofía Miranda recordó con contundencia al PSOE y a Más Madrid que «la ley es para todos» y sirve para actuar «contra todos los criminales, de un lado y de otro, porque quien da muerte no es inocente por hacerlo en nombre de una ideología, es un criminal».

 

Lo último en España

Últimas noticias