El juez le para los pies a Isa Serra tras decir que hay «intención política» en la acusación

La portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, se enfrenta a 23 meses de prisión y una fuerte multa por participar en la paralización de un desahucio donde, según el testimonio de los agentes, Serra fue una de las cabecillas de los disturbios, además de insultar y amenazar a los agentes. En su alegato final, la podemita ha deslizado que la acusación tiene «intención política», en ese momento el el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y del tribunal juzgador, Celso Rodríguez, le ha replicado que el Alto Tribunal madrileño le garantiza que no consentiría «jamás» ese «entendimiento político».

Antes de concluir, la fiscal María de la O Silva ha mantenido la solicitud de 23 meses de prisión al considerar acreditado que participó en los altercados. «Fue cruel con la Policía», ha aseverado de forma rotunda en su informe de conclusiones en la vista oral celebrada en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) en la que ha destacado la «crueldad» de algunos insultos machistas que habría proferido la diputada regional contra varios agentes del dispositivo policial.

Para sustentar su acusación, se ha basado en el testimonio de los agentes de la Policía Municipal de Madrid que ayer situaron a la diputada regional como una «de las cabecillas» de los disturbios. En cambio, la defensa ha cuestionado el valor de los reconocimientos fotográficos de los agentes, advirtiendo de que sería una prueba «viciada» que contaminaría las actuaciones, y ha apuntado que no les atribuye «una mentira consciente».

El juicio ha quedado visto para sentencia con el alegato final de Isa Serra en el que ha reiterado que «todas las acusaciones son falsas» y los hechos imputados «inciertos». «Yo respeto a este tribunal y a las personas del proceso, pero personalmente no entiendo las acusaciones y que se diga que dije esas barbaridades», ha aseverado con voz temblorosa. «Las entiendo políticamente y puedo entender que algunas acusaciones puedan tener sentido político, pero personalmente no entiendo que se diga que dije determinados insultos», ha insistido.

«Espero ser absuelta»

Además, reconoce que le produce «tristeza» las conclusiones de este proceso, insinuando que no tiene sentido más allá a que tenga una intención política. «Me reconozco en esos actos hace seis años pero ni agredí, ni insulté a nadie. Espero ser absuelta de este proceso», ha señalado.

Tras poner fin a sus palabras, el presidente del tribunal, Celso Rodríguez, le ha dicho que este tribunal como «cualquier otro en este Estado de derecho» le garantiza que no se consentiría «jamás» una acusación que atribuye solamente a ese entendimiento político».

Durante su interrogatorio, la parlamentaria madrileña negó que formara parte de la Plataforma Stop Desahucios al afirmar que se topó con el desahucio cuando regresaba a su casa de la Universidad. Además, afirmó que no tiró ningún objeto y que se alejó de la zona cuando comenzaron las cargas porque «tenía miedo de la situación».

Tras concluir la vista, la parlamentaria madrileña ha afirmado que ha quedado claro que las acusaciones son «falsas», quedando demostrado por los testigos y por los vídeos aportados. «Queda claro que todos los vídeos corroboran lo que sucedió ese día», ha dicho y ha indicando que espera salir exonerada.

Delitos acreditados

La acusación del Ministerio Público se ha mantenido al considerar la fiscal acreditada la participación de Isa Serra en los hechos imputados, si bien ha rebajado la indemnización que solicitaba de 5.400 euros al considerar las lesiones a un agente de menor consideración. Su defensa ha reclamado la absolución de su clienta al considerar que no hay prueba contra ella.

La fiscal se ha apoyado además en los vídeos mostrados en la sala en los que, a su juicio, se demuestra «el acoso» que sufrió la Policía durante los altercados. En las imágenes mostradas se ve cómo un grupo de personas lanza todo tipo de objetos contundentes a los agentes, sin que se pueda observar a la acusada entre estas personas. A Serra se la ve en dos ocasiones junto al edil de Más Madrid Jorge García Castaño y en otra ocasión, sola alejándose cuando avanza un furgón policial.

En su intervención, la fiscal ha insistido en que los agentes identificaron a Serra como «una de las líderes del grupo», apuntando que su participación en los hechos. Está acreditada por la Policía. En concreto, cinco agentes la identificaron sin género de dudas y otros cuatro manifestaron que no la vieron.

«Formaba parte de este grupo y daba órdenes. Estaríamos en una coautoría con un dolo compartido fruto de acuerdo previa y reparto de papeles conforme a un plan diseñado conjuntamente», ha expuesto indicando que Isa Serra hacía suyo el resultado de los otros cuando lanzaban piedras y otros objetos. Por ello, ha considerado que de toda la prueba practicada está «suficientemente probado que actuaba conjuntamente y realizaba funciones de liderazgo», ha aseverado.

Por su parte, la defensa ha cargado contra la Policía y ha aseverado que «no se cree» los reconocimientos fotográficos que realizaron los agentes que formaron parte del dispositivo, indicando que existe «un vicio que contamina el resto del procedimiento».

Por eso, señala que no puede validar la validez de la ratificación de la versión policial. Asimismo, ha atribuido a un error el hecho de que dos agentes señalaran a Serra como la persona que les insultó por ser mujeres.

Lo último en España

Últimas noticias