Caso Pegasus

El juez de ‘Pegasus’ ordena al CNI que no destruya la información extraída del móvil de Sánchez

Sánchez móvil CNI
Pedro Sánchez hablando por su móvil.

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama no quiere sorpresas desagradables en un caso tan complejo como el del supuesto espionaje al teléfono del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. De ahí que haya ordenado al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que conserve la información volcada del móvil del presidente, así como de los ministros de Defensa, Margarita Robles; Interior, Fernando Grande-Marlaska; y Agricultura, Luis Planas. La oposición cree que el bandazo de Sánchez con el Sáhara y su sumisión a la posición de Marruecos está ligado al espionaje de su móvil.

En un auto dictado este miércoles, el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 4 explica que junto con la denuncia formulada por la Abogacía del Estado se acompañaron cuatro informes del CNI sobre el análisis de los dispositivos móviles del presidente del Gobierno y los tres ministros en los que se realizó una copia de seguridad de los dispositivos, así como un volcado físico de los discos.

Calama considera que «surge la necesidad de retener y conservar los efectos o instrumentos relacionados con el delito instruido en la presente causa», por lo que acuerda librar un requerimiento a la nueva directora del CNI, Esperanza Casteleiro (en el cargo desde la purga de su antecesora, Paz Esteban), para que obre en consecuencia.

«Procede acordar la conservación, a disposición de este órgano judicial, de todos los volcados de información verificados sobre los terminales telefónicos referenciados, así como de cuanta información haya podido ser extraída de ellos, y de los informes de toda clase, sean preliminares, definitivos, o de cualquier otro tipo, elaborados al efecto», detalla el magistrado.

Asimismo, recuerda que la ley establece que «los efectos que pertenecieran a la víctima del delito serán restituidos inmediatamente a la misma, salvo que excepcionalmente debieran ser conservados como medio de prueba o para la práctica de otras diligencias, sin perjuicio de su restitución tan pronto resulte posible».

A Sánchez le robaron más de 2,7 gigas de información de su teléfono móvil a través del software de espionaje israelí Pegasus. En dos accesos ilegítimos a su terminal, según fuentes del Gobierno, se extrajeron 2,6 gb en la primera ocasión y 130 mb en la segunda. En el caso del teléfono de la ministra de Defensa, se le extrajeron sólo 9 mb. En ambos casos obtuvieron mensajes, imágenes y documentación.

El informe forense que el CNI realizó sobre los teléfonos móviles del presidente del Gobierno y de la ministra de Defensa no ofreció ninguna prueba de su autoría. Pero sí reflejó las fechas en las que se produjeron los ataques con Pegasus: el primer robo de datos que se produjo en el dispositivo del presidente ocurrió en las horas posteriores al asalto marroquí a la valla de Ceuta en mayo de 2021 y justo el día en que anunció ante el Congreso un refuerzo policial y militar para «defender la integridad de Ceuta y Melilla».

Lo último en España

Últimas noticias