Josep Piqué dice que "Cataluña será en diez años lo que los catalanes quieran que sea"

el exministro de Asuntos Exteriores
El ex ministro Josep Pique

El exministro del PP Josep Piqué ha asegurado hoy que "Cataluña será en diez años lo que los catalanes quieran que sea", si bien ha precisado que para ser un ente relevante a nivel internacional sería conveniente que acabara con la división interna ocasionada por el proceso independentista.

"Cataluña dentro de diez años será lo que los catalanes quieran. Y esto, que es un tópico, quiere decir que no puedo decir nada más allá de lo que a mí me gustaría. Por ejemplo, que Cataluña deje de estar profundamente dividida, que deje de estar dominada por discursos políticos divisorios y que consideran que la mitad del país no merece ser considerado como tal", ha señalado.

Ha sido después de pronunciar una conferencia homónima a su libro "El mundo que nos viene", en el marco de un encuentro del "Círculo Financiero" de la sociedad económica barcelonesa Amics del País, que se ha celebrado en la sala de actos de "La Caixa" situada en la avenida Diagonal de Barcelona.

Tras enumerar los problemas de división que, a su juicio, tiene Cataluña, ha agregado: "El día que consideremos superadas estas cosas, seguramente habremos dado un primer paso para jugar un papel más relevante que hasta ahora".

Para el economista, que estuvo al cargo de la cartera de Asuntos Exteriores entre 2000 y 2002, "la proyección exterior de cualquier proyecto y país está ligado con su cohesión interna".

En este sentido, durante su conferencia ha defendido que la necesidad de cohesión y liderazgo es aplicable tanto al caso español como al conjunto de la Unión Europa, que se halla bajo la amenaza que "populismos y nacionalismos" suponen para los valores que sustentan la comunidad.

Así, ha reclamado que se dé la importancia que merecen a las elecciones europeas previstas para el próximo mes de mayo, ya que "nos jugamos mucho".

"Les pediría un favor, si me lo permiten. Piensen mucho el voto en las próximas elecciones al parlamento europeo. Corremos el riesgo de que, por primera vez, haya un parlamento europeo que no sea europeísta, con todo lo que esto conlleva", ha recalcado.

Piqué ha defendido que muchos de los problemas que hoy sobrevuelan la UE son fruto del "éxito" y el "sex-appeal" de este club de países, que ha multiplicado su número de miembros en los últimos años y se ha extendido hacia el este.

Aunque no ha ahondado en su propuesta para solventar las dificultades de integración en la comunidad, ha afirmado que "ideas hay", pero que falta "voluntad política y liderazgo" para implementarlas.

Durante su conferencia, que ha llenado por completo la sala de actos, el exministro ha relatado cómo el mundo se ha "desoccidentalizado" por el "repliegue" del mundo anglosajón y el despliegue de China

Temas

Últimas noticias