Un informe de Sanidad revela que Sánchez cerró Madrid una semana más incumpliendo las exigencias de la ley

El Ejecutivo conocía el hecho de que sólo el municipio de Parla seguía en situación de ser confinado

Sanidad
Madrid ha establecido horarios muy amplios para sus terrazas

Pedro Sánchez lanza ahora un nuevo estado de alarma y lo hace con el precedente de haberse saltado todo el carácter de subsidiariedad de la norma en su última aplicación: la efectuada en la Comunidad de Madrid y que acaba de finalizar. Como ya ha publicado OKDIARIO, un informe de Sanidad demostraba que el departamento de Illa sabía desde el primer día de aplicación del estado de alarma en Madrid que 5 de los 9 municipios confinados no cumplían los requisitos para ser cerrados.

El segundo de los informes de seguimiento al que ha tenido acceso este diario demuestra que, además, a mitad de los 15 días, el Ejecutivo de Pedro Sánchez conocía a la perfección el hecho de que sólo el municipio de Parla seguía en situación de ser confinado. Pese a ello, mantuvo la aplicación hasta el final del estado de alarma. Incluida la de Madrid capital con su relevancia económica. Y lo hizo sin la más mínima justificación científica -según sus propios baremos- y con la petición de Madrid de levantar el encierro de las ciudades en el momento en el que fuese posible.

La exigencia concreta que no cumplían los municipios desde el primer día para quedar dentro del radio de acción del estado de alarma era el criterio de la incidencia acumulada: se exigían 500 casos por 100.000 habitantes y el primer informe del Gobierno publicado ya por OKDIARIO desvela que el mismo día 10 de octubre cinco de las nueve localidades confinadas estaban por debajo de ese nivel. Traducido, que no debían encerrarse, pese a lo que se mantuvo su encierro.

Las ciudades confinadas fueron Madrid, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz. Y Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Leganés y Móstoles estaban el día 10 de octubre por debajo del nivel de contagios exigido para el encierro de las localidades.

El día 10 era la primera jornada completa de aplicación del estado de alarma. Hay que recordar que la norma de Pedro Sánchez entró en vigor en el momento de su publicación, a las 16:47 de la tarde de aquel viernes 9 de octubre.

Pues bien: a mitad del periodo de aplicación del confinamiento, el día 17 de octubre, la situación fue aún más obscena. Y es que sólo una de las localidades quedaba dentro de los requisitos para extender una semana más el estado de alarma. Se trataba de Parla, gobernada por el PSOE. Y pese a ello, el Gobierno mantuvo el confinamiento de los nueve municipios violando sin justificación -según los propios requisitos establecidos por Moncloa- su libertad de movimientos.

Municipios sin control especial

Ese día 17 de octubre los datos eran reveladores. Se seguían pidiendo 500 casos de incidencia acumulada y sólo Parla los superaba (537,9). Todo el resto, incluido Madrid capital (448,5), quedaban ya fuera de la exigencia de control especial. El informe que desveló el pasado domingo este diario mostraba el documento sellado por el «Ministerio de Sanidad. Secretaría de Estado de Sanidad. Silvia Calzón Fernández» y entregado el pasado 16 de octubre a la presidenta del Congreso de los Diputados. En él, como señala el propio documento, se plasmaba el compromiso de información del Gobierno en aplicación del estado de alarma: «El Gobierno remitirá semanalmente al Congreso de los Diputados información documental estructurada de la ejecución de las distintas medidas adoptadas y valoración de su eficacia para contener el virus Covid-19 y mitigar su impacto sanitario, económico y social».

El informe señalaba, de este modo, los requisitos exigidos para entrar en la categoría de confinamiento por el estado de alarma: «Que el municipio presente una incidencia acumulada por fecha de diagnóstico en los últimos 14 días de 500 casos o más por 100.000 habitantes (medida hasta 5 días antes de la fecha de valoración) en base a la información que se notifica a SIVIES […]»; «que el municipio presente un porcentaje de positividad en los resultados de las pruebas diagnósticas de infección activa por Covid-19 realizadas en las dos semanas previas superior al 10%»; y «que la comunidad autónoma a la que pertenezca el municipio presente una ocupación de camas por pacientes Covid-19 en unidades de cuidados intensivos superior al 35% de la dotación habitual».

Pues bien, el propio informe de Sanidad repasaba los datos en los días 1, 2 y 10 de octubre. En el desglose de los datos de situación de la incidencia acumulada revelaba que cinco municipios de los confinados no debían haberlo estado ni el primer día completo de aplicación del estado de alarma.

Madrid, en la exigencia de cierre

El informe de Sanidad señalaba que «en la tabla 1 se recogen las incidencias acumuladas de 14 días por 100.000 habitantes en los municipios afectados por el estado de alarma, utilizando la fecha de diagnóstico y de acuerdo a los datos recibidos de dicha comunidad autónoma con fecha 1, 2 y 10 de octubre, con datos incorporados hasta el 14 de octubre».

Añadía el documento el repaso por los 9 municipios confinados. Madrid, con 534, efectivamente entraba en la exigencia de cierre de la ciudad. Por los pelos, pero entraba. Tras una evidente caída del dato -que fue obviada al decidir el estado de alarma-, pero entraba. Venía de una caída desde 752,33 en 10 días.

Getafe, aún más por los pelos, cumplía: mostraba el día 1o de octubre 511,5 y venía de un desplome en 10 días desde los 860,54 casos, lo que demostraba la eficacia de las medidas impuestas sin estado de alarma por parte del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

Torrejón de Ardoz también entraba en la categoría: mostraba el día 10 una incidencia acumulada de 575,4 casos tras caer desde los 769,6. Y Parla igualmente, con 747, tras caer desde los 1.133,53. Pero la lista no ocultaba que más de la mitad de los municipios cerrados, desde el primer día de aplicación completa, estaban fuera de los requisitos exigidos.

Alcobendas estaba el día 10 de octubre en 440 casos (tras haber caído desde el día 1 de los 789,47 casos). Alcorcón mostraba 444,5 tras caer desde los 668,57. Fuenlabrada registraba 479,16 tras bajar desde los 989,67. Leganés tenía 444 y había dejado atrás una incidencia acumulada de 686,8. Y Móstoles registraba ese día 10 de octubre 421,2 casos, tras perder los 587.

Pedro Sánchez Madrid
Informe de Sanidad del 23 de octubre con datos de municipios de Madrid.

En el informe que hoy desvela este periódico, la cosa va a más. Este documento está sellado el 23 de octubre y prueba que ni Alcobendas (376,8), ni Alcorcón (360,1), ni Fuenlabrada (382,6), ni Getafe (377,4), ni Leganés (360,3), ni Madrid (448,5), ni Móstoles (387,2), ni Torrejón de Ardoz (497) debían seguir cerrados. Pese a todo ello, el Gobierno decidió mantener la medida sin cambios. Y mantener encerradas ciudades que quedaban fuera de sus propios criterios para aplicarles el estado de alarma.

Lo último en España

Últimas noticias