NUEVA ACUSACIÓN DE LA FISCALÍA

El informático imputado en Púnica pide al CNI aclarar sus pagos tras volver a ser acusado por Fiscalía

El informático imputado en Púnica pide al CNI aclarar sus pagos tras volver a ser acusado por Fiscalía
Sede del CNI en Madrid. (Foto: EFE)

El informático investigado en la trama Púnica, Alejandro de Pedro, ha solicitado al Centro Nacional de Inteligencia CNI que acredite las retribuciones económicas que percibió por sus servicios tras volver a ser acusado de obtener estos fondos de forma ilícita por la Fiscalía.

En su escrito de acusación presentado el pasado mes de marzo, el Ministerio Público afirmaba que "en el momento de su detención, el 27 de octubre del 2014, se intervino al acusado Alejandro de Pedro, entre los bolsillos de su chaqueta 82.000 euros procedentes de sus ganancias ilícitas".

En el escrito de defensa presentado por De Pedro sobre la pieza de León de la Púnica, al que ha tenido acceso OKDIARIO, el letrado del experto informático pide al CNI que "certifique" si ha visitado las instalaciones del Centro Nacional de Inteligencia durante los años 2013-2014 y en su caso en qué fechas; si es cierto que De Pedro o su mercantil EICO prestaron servicios, bien directamente, bien bajo su supervisión; y finalmente, que "certifiquen las cantidades económicas que el citado CNI o persona o entidad relacionada con el citado centro abonó a De Pedro, o a EICO".

La defensa del informático afirma que "la cantidad de 82.000 euros que indica el Mº Fiscal en su escrito de acusación que provienen de procedencia ilícita e incierto teniendo su origen, en su mayoría, proveniente de los servicios que realizó Alejandro de Pedro para el CNI durante los años 2013 y 2014, dinero de procedencia absolutamente lícita".

"Que dicha cantidad", añade, "fue lícitamente obtenida no siendo cierto que su origen tenga un trasfondo ilícito, evitando con ello que pueda ser utilizado como indicio incriminatorio, tal y como de forma equivocada ha realizado el anterior instructor y la Fiscalía hasta la fecha".

"Se pretende además demostrar el nivel tecnológico y de innovación en los que trabajan las empresas que dirigía Alejandro de Pedro, empresas punteras con las que trabajaron nacionalmente e internacionalmente" concluye el escrito de defensa del experto informático.

CNI
El experto informático, Alejandro de Pedro, investigado en la trama Púnica.

El titular del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, rechazaba a finales de mayo que el CNI informara sobre los trabajos de Alejandro De Pedro, al considerar que la voluntad de que el servicio de inteligencia legitimara la procedencia de 82.000€ decomisados en metálico en casa del investigado no era suficiente como para que el CNI desclasificara esa información.

Además, el magistrado afirmaba que ese dinero no será "una prueba de cargo incriminatoria" contra el informático, por lo que no cabe pensar en una desclasificación de esos datos por cuestiones de interés general. Anteriormente, el 19 de marzo, el servicio de inteligencia había enviado un escrito alegando que la información solicitada estaba clasificada como secreta según la ley que regula el funcionamiento del CNI.

Los trabajos para el CNI

Tal y como avanzó este diario, Alejandro de Pedro colaboró con los servicios de Inteligencia españoles entre 2012 y 2014 hasta que estalló la trama corrupta. El experto informático trabajaba para el llamado “Área de Radicalismo” del CNI, en el que se vigilan a presuntos etarras, yihadistas e independentistas catalanes violentos.

Su trabajo consistía en efectuar rastreos en internet y en las principales redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram o Youtube en busca de perfiles y mensajes de radicales o de presuntos terroristas. Una vez localizadas estas amenazas graves sobre posibles objetivos o atentados eran remitidos en un informe al CNI, que se encargaba de analizarlos y adoptar las medidas necesarias.

Sus trabajos fueron abonados con fondos reservados y fue éste el dinero localizado en el domicilio del experto informático cuando fue detenido por su implicación en la trama Púnica. Éste aseguró entonces que no podía aclarar el origen de esta cantidad, ya que se lo había entregado el CNI confidencialmente por sus trabajos secretos para la seguridad del Estado.

Los servicios de Inteligencia contactaban con De Pedro “varias veces por semana” para darle indicaciones sobre los trabajos a realizar. Los encargos del CNI quedaron “acreditados porque la UCO también geolocalizó las llamadas al intervenirlas” y el informático estuvo en varias ocasiones en la sede del Centro Nacional de Inteligencia.

El informático imputado en Púnica pide al CNI aclarar sus pagos tras volver a ser acusado por Fiscalía
Sede del Centro Nacional de Inteligencia en Madrid.

Lo último en España