Pactos postelectorales

Iglesias presiona a Sánchez para colocar al ex JEMAD en Defensa y tener control sobre el CNI

Iglesias presiona a Sánchez para colocar al ex JEMAD en Defensa y tener control sobre el CNI
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez.

Pablo Iglesias está decidido a colocar a su ex JEMAD en Defensa en caso de que Pedro Sánchez acepte un gobierno con Podemos. Una decisión estratégica que le daría el ansiado control sobre el CNI.

Primeros movimientos en Podemos de cara a unas negociaciones para un posible gobierno con el PSOE. La intención de los de Pablo Iglesias es entrar en un Ejecutivo de coalición con reparto de sillones. Y uno de los que más le interesa a la formación morada es el Ministerio de Defensa. Ya tiene a su candidato: el ex JEMAD José Julio Rodríguez. Pero la negociación será más compleja que en 2015, ya que Sánchez apuesta por un gobierno en solitario y, aún en el hipotético caso, no tiene previsto renunciar a controlar el CNI.

Pablo Iglesias y su equipo llevan semanas trabajando en la configuración de la propuesta que presentará al PSOE ante un posible gobierno de coalición entre socialistas y Podemos. Y quienes han seguido de cerca este proceso explican que una de las opciones que más interesan al líder de la formación morada es obtener el control del Ministerio de Defensa.

Ésta será una de las prioridades estratégicas que planteará Iglesias a Sánchez de cara a un hipotético pacto de gobierno, siempre en caso de que el socialista no consiga imponer su idea de gobierno en solitario o alcance un pacto con Ciudadanos.

En el PSOE ya lo saben: a Iglesias le interesa el Ministerio de Defensa, como ya ocurrió en 2015. Estos planes, explican las fuentes consultadas por OKDIARIO, son similares a los que planteó el líder de Podemos hace cuatro años a Sánchez. Y pasarían por colocar a José Julio Rodríguez como ministro de Defensa. Un hombre de toda confianza de Iglesias y al que ha defendido de puertas para adentro a pesar de los continuos reveses electorales que ha sufrido el ex general.

En Ferraz el nombre de José Julio Rodríguez infunde bastante respeto. De hecho, siempre se le consideró un hombre próximo al partido desde que fuese Jefe del Estado Mayor de la Defensa con Carme Chacón como ministra. Su fichaje por Podemos, de hecho, resultó una sorpresa para el PSOE, pero a día de hoy representa “una figura puente” entre ambas formaciones.

Sánchez no renuncia al CNI

Sin embargo, la situación de cara a un pacto ha cambiado en los últimos años. Sánchez, dicen fuentes socialistas, ya no considera que Defensa sea un ministerio de ‘segunda’ (a pesar de que su programa electoral al respecto es prácticamente inexistente). Y es que, ahora, quien controla Defensa controla el CNI.

El Centro Nacional de Inteligencia pasó a depender orgánicamente del Ministerio de Defensa el pasado verano por decisión de Sánchez. Antes se encontraba bajo la jerarquía de Presidencia del Gobierno. Es por ello, explican estas voces, que el socialista no va a dar su brazo a torcer fácilmente en unas hipotéticas negociaciones.

El PSOE no tiene previsto perder el control sobre el CNI, y menos aún ante un momento de vital importancia en la estrategia futura de los servicios de inteligencia: toca renovar a su director, Félix Sanz Roldán.

Iglesias ya ha demostrado en campaña su interés por los asuntos militares. Fue el único de los cuatro grandes candidatos que nombró a las Fuerzas Armadas en los debates electorales, y el programa de Podemos es el que más medidas militares incluía (junto al del PP).

Lo último en España