Iglesias dice que Chávez le ofreció comprar el movimiento 15M con dinero del petróleo de Venezuela

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, reconoció en 2013 que el Gobierno de Hugo Chávez le ofreció financiar el movimiento 15M con dinero del petróleo de Venezuela, con el fin de transformarlo en un instrumento político al servicio del chavismo en España.

Justo un año después, aparecía en escena Podemos, que dio la sorpresa en las Elecciones Europeas de mayo de 2014 al obtener cinco eurodiputados encabezados por el propio Pablo Iglesias.

Todo ello, pocos meses después de que el Banco Alba controlado por el Gobierno de Chávez pagara a Juan Carlos Monedero 425.000 euros por la realización de un informe inexistente sobre la implantación de una moneda única en los países de la órbita chavista.

Pablo Iglesias lo relató así en una conferencia ofrecida en la Universidad del País Vasco (UPV) en mayo de 2013: “Recuerdo que los venezolanos, que una de las cosas que más producen es dinero por el tema de los petrodólares, me preguntaban: ‘¿cómo podemos ayudar a financiar al 15M?’ Pero no se puede financiar al 15M, porque no es una organización que tenga una dirección responsable de finanzas. Incluso con la voluntad de ayudar y colaborar, los resultados son muy limitados, a pesar de que sean interesantes”.

“Ecuatorianas limpiando el culo a viejos”

Luego aludió a un debate político de Intereconomía para hacer la siguiente reflexión: “Ayer escuché en el debate de El Gato al agua la propuesta del PP de no dar asistencia sanitaria ni servicios sociales a los inmigrantes sin papeles, con el sentido común de los españoles primero“.

“Y claro”, añadió Pablo Iglesias en su conferencia, “si yo fuera el presidente de Ecuador y estoy escuchando esto diría: ‘Ah, claro, que hay un montón de ciudadanas ecuatorianas que están limpiando el culo a viejos españoles sin dar de alta en la Seguridad Social y sin contrato, y ahora me dicen los españoles que no les van a atender en un centro sanitario. Pues nacionalizo un banco español y mañana nos sentamos a negociar’. Creo que este tipo de cosas son efectivas”.

El comentario sobre las ecuatorianas que trabajan “limpiando el culo a viejos españoles sin dar de alta en la Seguridad Social y sin contrato” es muy oportuno, tras conocer que el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha sido condenado por tener a su cuidador personal sin contrato y sin Seguridad Social.

Que Pablo Iglesias aconseje al presidente de Ecuador expropiar y nacionalizar las empresas españolas, para dañar la economía española y destruir empleo, tampoco es una sorpresa. Pero es mucho más interesante su confesión sobre el intento de Hugo Chávez de financiar y controlar el 15M, para extender su influencia política a España.

Ya en la primavera de 2011, la Fundación CEPS (que estaba dirigida por los mismos profesores universitarios que luego fundaron Podemos) remitió dos informes al Gobierno de Hugo Chávez en el que le proponían infiltrarse en el movimiento 15M, con el fin de instrumentalizar y poner a su servicio las protestas de los indignados españoles, como ha informado OKDIARIO.

CEPS
Informe remitido por la Fundación CEPS al Gobierno de Hugo Chávez el 28 de mayo de 2011.

En un primer “informe táctico” fechado el 20 de mayo de 2011, los asesores españoles del Gobierno de Hugo Chávez apuntaban la posibilidad de que la movilización de los indignados, registrada “en un contexto de recortes sociales e insatisfacción política, pueda convertirse en la mecha que encienda las protestas a lo largo de Europa en contra de las políticas desplegadas desde el inicio de la crisis”.

Ante el riesgo de que la marea indignada se extendiera a Venezuela y fuera capitalizada por “fuerzas opositoras al Gobierno Bolivariano”, el informe instaba a las Juventudes del PSUV (el partido de Hugo Chávez) a expresar su apoyo a los indignados españoles recalcando que las principales reivindicaciones del 15M “ya están siendo aplicadas por el Gobierno Bolivariano, cuando no trascendidas (ejemplo de las medidas bancarias)”.

Una semana después, el 28 de mayo de 2011, la Fundación CEPS (controlada por los actuales líderes de Podemos) remitió al Palacio de Miraflores un segundo informe titulado Estrategias para una aproximación bolivariana al movimiento de los indignados en España y Europa, en el que proponía al Gobierno de Hugo Chávez una hoja de ruta para apropiarse del movimiento 15M en España.

CEPS
Informe remitido por la Fundación CEPS al Gobierno de Hugo Chávez el 28 de mayo de 2011.

El documento destaca “la importancia crucial que estas movilizaciones podrían tener a la hora construir nexos entre el Proceso Revolucionario Venezolano y otras luchas que ayudarían a impedir el aislamiento al que la derecha internacional pretende relegar a la Revolución Bolivariana”.

Tras hacer un esbozo de las posiciones políticas defendidas por el 15M, el documento plantea una serie de recomendaciones para establecer una “articulación permanente entre la Revolución Bolivariana y el movimiento de los indignados“ españoles.

La operación se llevaría a cabo a través de “las distintas organizaciones revolucionarias, particularmente el PSUV (el partido de Hugo Chávez) y su Juventud (…), aprovechando sus relaciones con camaradas comunistas que participen en esos espacios de movilización”, señala el informe de CEPS en alusión a las acampadas del 15M situadas en la Puerta del Sol de Madrid y en otras ciudades españolas.

CEPS
Informe remitido por la Fundación CEPS al Gobierno de Hugo Chávez el 28 de mayo de 2011

En aquel momento, formaban parte del patronato de la Fundación CEPS Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Luis Alegre, Carolina Bescansa y Alberto Montero, entre otros líderes que, tres años después, pusieron en marcha Podemos declarándose herederos del movimiento 15M. Por su parte, Juan Carlos Monedero ocupó durante varios años un despacho en el Palacio de Miraflores como asesor personal de Hugo Chávez, donde manejaba un presupuesto anual de 6,5 millones de bolívares (alrededor de 1,1 millones de euros).

En una declaración jurada, el ex ministro de Finanzas de Venezuela Rafael Isea ha confirmado ante la Policía española que Hugo Chávez ordenó pagar 6,7 millones de dólares (unos 6 millones de euros) a la Fundación CEPS que controlaban los actuales líderes de Podemos.

Últimas noticias