Podemos

Iglesias se hace el mártir: atribuye la causa contra la ‘caja B’ a su defensa de la República

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias en el Senado.

Tras varios días de mutismo total, en pleno escándalo por la presunta ‘caja B’ del partido y la imputación de Podemos, Pablo Iglesias ha reaccionado en Twitter para defender al partido y cuestionar la actuación de la Justicia. Como es habitual, Iglesias arremete además contra los medios de comunicación por el «daño» que, dice, causan a la formación.

«El daño que hacen horas y horas de tertulias, portadas escandalosas y telediarios no lo repara el archivo sistemático de los procedimientos. El juicio mediático, a la hora de instalar relatos, pesa siempre más que el final de los procedimientos judiciales», ha advertido, deslegitimando así a la Justicia y la labor informativa.

El vicepresidente segundo intenta descafeinar la gravedad de las acusaciones contra el partido atribuyéndolas, como es habitual, a una causa promovida por los «viejos poderes» que, insinúa, tratan de impedir que se establezca la ideología republicana.

«Defender la justicia social y un horizonte republicano como parte del Gobierno tiene y tendrá costes. Los cambios y el progreso no se producen sin la resistencia de los viejos poderes», avisa en su hilo en la red social.

«Entendemos que algunos estén muy interesados en que ahora pasemos meses defendiéndonos en los medios de acusaciones sin fundamento, en vez de hablar del debate social sobre la Monarquía o sobre cómo emplear los fondos europeos para la reconstrucción. No les vamos a dar ese gusto», dice.

Tras indicar que «Podemos está a disposición de las autoridades judiciales para que nos requieran toda la documentación e información que consideren», el dirigente podemita añade que «la financiación de Podemos ha sido investigada repetidamente y jamás se ha hallado un indicio de delito».

A continuación, trata de rebatir que en su partido exista «corrupción» y  critica que se les «asemeje» al PP.

«En esta ocasión se usan términos como ‘caja B’ o ‘sobresueldos’ para asemejarnos a la corrupción del PP e instalar que «todos son iguales». Lo cierto es que somos la primera fuerza de gobierno en España que no pide préstamos a los bancos ni debe nada a las oligarquías económicas», intenta justificar el dirigente podemita, que se declara «orgulloso» de «tener una Caja de Solidaridad con las donaciones que hacemos todos los cargos públicos de Podemos de parte nuestro sueldo y que se usa para apoyar a colectivos sociales».

Cabe recordar que el titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, ha imputado a Podemos como persona jurídica en la causa que investiga la financiación del partido tras la denuncia presentada por el abogado despedido José Manuel Calvente por posible malversación y administración desleal, entre otros posibles delitos.

El magistrado tomó esta decisión después de escuchar a Calvente en sede judicial el pasado 29 de julio. También ha imputado a Juan Manuel del Olmo, secretario de Comunicación de Podemos y responsable de las campañas así como un estrecho colaborador de Pablo Iglesias, además de al tesorero y la gerente del partido, Daniel de Frutos y Rocío Esther Val, respectivamente.

Calvente explicó que Mónica Carmona, otra antigua letrada del partido, y él mismo estaban realizando una investigación interna por posibles irregularidades contables en Podemos cuando fueron despedidos el pasado mes de diciembre.

Irregularidades que, según su versión, habrían consistido en gastos sin justificar o no previstos en los presupuestos del partido o también sobresueldos. También dirige sus sospechas contra la Neurona Comunidad S.L., empresa de comunicación política que ha trabajado en varias campañas electorales de Podemos.

Iglesias trata de desviar la atención del procedimiento judicial afirmando que seguirá «trabajando para defender el interés general junto a la sociedad civil, desde el Parlamento y desde el Gobierno».

«Defender la justicia social y un horizonte republicano como parte del Gobierno tiene y tendrá costes. Los cambios y el progreso no se producen sin la resistencia de los viejos poderes. Pero nuestra democracia, el Estado de Derecho y el interés general que proclama la Constitución son las conquistas históricas de los pueblos frente a los viejos poderes y serán nuestra referencia para seguir avanzando», dice Iglesias.

Lo último en España

Últimas noticias