Juicio del 1-O

Un guardia civil desvela que Puigdemont convocó cuatro veces a Sànchez en 2016 y 2017

carles puigdemont
Carles Puigdemont

Un guardia civil ha afirmado este miércoles en el juicio por el 'procés' independentista que se está celebrando en el Tribunal Supremo que entre los correos electrónicos analizados del expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sànchez se encontraron "hasta cuatro convocatorias" que le envió el ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, entre 2016 y septiembre de 2017, para que se reuniera con él junto a otras personas.

Así lo ha dicho este agente que ha declarado como testigo en la vista oral, donde ha explicado que analizó unos 3.000 correos que se encontraban en la cuenta de la Presidencia de la ANC. Según ha precisado, 2.500 eran recibidos y los restantes eran enviados, algunos de ellos reenviados a la cuenta personal de Sànchez y que finalmente seleccionó más de 30 mensajes que tuvieran relación con “movilizaciones, reuniones, económicos, algo que tuviera que ver con fraude o malversación o de interés para la investigación”.

A preguntas del fiscal Javier Zaragoza, el guardia civil ha asegurado que en este buzón se encontraron mensajes remitidos por Puigdemont en el que se convocaba a Sànchez y al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart; y cree recordar que también a los exconsejeros de Interior y Exteriores, Joaquim Forn y Raül Romeva, respectivamente, y a la expresidenta de Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) Neus Lloveras. Posteriormente ha reconocido que no recuerda bien las personas citadas, de tal modo que a preguntas de Javier Melero, abogado de Forn, ha llegado a disculparse por si se ha equivocado mencionando a quienes pudieron asistir a estos encuentros.

Ya a preguntas del abogado Jordi Pina, que defiende a Sànchez, el testigo ha señalado que la convocatoria de junio de 2016 iba con una carta adjunta, pero no ha concretado si ésta iba dirigida a más de 80 personas y entidades, tal y como ha apuntado el letrado. Así, sobre la citación que tuvo lugar el 7 de septiembre de 2017, ha dicho que no sabe si la reunión finalmente se celebró ni tampoco el motivo de la misma, sólo que se ofreció el 13 o 14 de ese mes para realizar el encuentro.

Por otro lado, el agente ha afirmado que Sànchez sí envió un correo referido a estas reuniones, concretamente a otros cargos de la ANC las reuniones. En ellos avisaba de las precauciones y “seguridad extraordinaria” que se debía tener, debido al “momento político” que se estaba viviendo, ha dicho.

Páginas web

El mismo agente, perteneciente a la unidad en Cataluña contra la delincuencia económica de la Guardia Civil, ha relatado también, a preguntas de Fiscalía, el análisis que realizó de diferentes páginas webs relacionadas con la convocatoria de referéndum. En concreto, ha mencionado tres: ‘pactenacionalpelreferendum.cat’, ‘referendum.cat’, y ‘cridaperlademocracia.cat’.

Sobre la primera, ha explicado que la creó un informático llamado Ibon Orrantia pero en enero de 2017 pasó a ser de titularidad del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) y un mes después el dueño del dominio ya era la entidad soberanista Òmnium Cultural. En cuanto a la segunda, ha explicado que se creó en 2006 pero estuvo inactiva hasta el 7 de septiembre de 2017, cuando se volvió a poner en marcha con motivo de la convocatoria del 1-O.

Entre sus contenidos, ha destacado el anuncio conocido como de ‘las vías del tren’ y ha asegurado que no había lugar a dudas de que se trataba de una web “oficial de la Generalitat” por los logos de la administración que aparecían. Además, “todos los enlaces iban a diferentes dominios de la Generalitat”, ha apuntado.

Sobre ‘cridaperlademocracia.cat’, la cual fue clausurada por la Guardia Civil el 27 de septiembre de 2017, el testigo ha indicado que hizo un análisis del enlace de la página web que servía para adherirse a un grupo de whatsapp a los usuarios que se habían apuntado con el objetivo de “estar pendientes de todo”. El titular de este grupo era Oleguer Serra, director de Òmnium.

Según ha manifestado el guardia civil, entre el 15 de septiembre y el 1 de octubre se enviaron numerosos mensajes de whatsapp a través de ese grupo. En septiembre, para “llamar a la movilización” allí donde se estaban haciendo registros judiciales, haciendo ver a los usuarios que “la Guardia Civil estaba atacando” a las instituciones catalanas.

Los dos días previos al referéndum, ha explicado, también movilizaron a través del grupo para que la gente acudiera a los centros de votación para llegar de madrugada y así evitar que los Mossos pudieran cerrarlos a primera hora de la mañana del 1-O. “Vamos a defender las escuelas”, ha dicho el agente que informaban desde el grupo de whatsapp, donde también se hablaba de “hacer barreras” para impedir la entrada de las fuerzas de seguridad.

Durante el día 1, ese grupo fue revelando noticias que se iban sucediendo, como la clausura de páginas web para registrar la votación o el censo universal, al tiempo que llamaba a que “no se marchara nadie” aunque ya hubiesen votado para seguir impidiendo el paso a las fuerzas de seguridad y así “poder hacer el recuento” al final de la jornada.

Antes de este testigo han comparecido otros dos guardias civiles que analizaron los correos electrónicos de la Presidencia de Ómniun Cultural y cuatro emails del líder de esta entidad. En este caso concreto, los agentes han dicho que todos ellos fueron localizados en la bandeja de entrada, aunque no se ha podido determinado los remitentes.

La sesión de este miércoles la ha cerrado el agente de la Guardia Civil que analizó correos electrónicos de los servidores de ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y del ex consejero de Justicia Carles Mundó. Ha señalado que tras analizar su cuenta de correo de Vicepresidencia y también la personal, sólo seleccionó cinco correos del primero de los servidores como interesantes para la investigación.

En uno de ellos se emplazaba a Junqueras, junto a su número dos Josep Maria Jové y otras personas para una reunión de la “comisión interdepartamental para el desarrollo del autogobierno”.

En otros tres correos se reproducía una carta remitida al ex vicepresidente por el ex consejero de Presidencia Jordi Turull, que le solicitaba una aportación de 3.430.000 euros para la campaña en prensa denominada ‘Civisme’, que según la instrucción se utilizó para llamar a los ciudadanos a votar el 1-O.

Repreguntado por el fiscal Javier Zaragoza sobre este asunto en particular, el testigo -que al igual que todos los agentes de la guardia civil que han comparecido desde el martes ha evitado que su imagen se emita por la señal de televisión- ha aludido a una carta posterior que vinculaba la petición económica de Turull con los fondos de contingencia, si bien no figura correo de Junqueras aceptando esta transferencia en concreto.

En cuanto a los correos de Mundó analizados, el agente ha resumido que tenían que ver con inquietudes de los jueces decanos sobre la seguridad de sus órganos judiciales durante el referéndum del 1 de octubre de 2017. Ante sus peticiones se les respondió con evasivas, a través de la secretaria de relaciones con la Administración de Justicia, Patricia Gomà, según este testigo, en el sentido de considerar las medidas adoptadas como suficientes y que “si tuviesen problemas debían llamar a emergencias”.

Últimas noticias