Ley de Memoria Histórica

El Gobierno vuelve al guerracivilismo tras el Covid y anuncia un plan de exhumaciones en toda España

El Gobierno vuelve al guerracivilismo tras la pandemia del coronavirus, que ha dejado hasta el momento más de 42.000 fallecidos, y anuncia un plan de exhumaciones en toda España. Así lo ha anunciado este miércoles Carmen Calvo, vicepresidenta primera del Ejecutivo y responsable de Memoria Democrática.

Calvo ha asegurado que el Gobierno de Pedro Sánchez pondrá en marcha con «recursos públicos» un «plan de exhumación por todo el territorio», en alusión a las víctimas de la Guerra Civil. La dirigente socialista ha afirmado que esta medida busca restituir «la ignominia» que provocaron las ejecuciones tras los juicios «sin garantías» que hubo durante la dictadura de Francisco Franco.

La vicepresidenta primera ha anunciado este plan antes de presidir en Valladolid un acto de acto entrega de los certificados oficiales por los que se ha reconocido a cuatro víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura de Francisco Franco como tales.

Carmen Calvo ha entregado estos certificados a los familiares de Calixto Carbonero Nieto, Aurelio García Valea, Florencio Moral Esteban y Saturnino Bilbao de Prada, los españoles que sufrieron «persecución por razones políticas e ideológicas durante la Guerra Civil» y la dictadura franquista, según un comunicado emitido por el Ministerio de Calvo. La dirigente socialista ha estado acompañada por Fernando Martínez, secretario de Estado de Memoria Democrática.

«Hoy en Valladolid estamos con 4 familias que pidieron el reconocimiento de las injusticias que sufrieron sus familiares, a los que en términos ciudadanos, les debemos estar eternamente agradecidos. Pagaron con sus vidas la defensa pacífica de la convivencia. El Gobierno va a trabajar para recuperar la dignidad de las víctimas. Con esto engrandecemos la democracia, porque no puede haber justicia sin verdad, ni paz sin justicia», ha asegurado Calvo durante su intervención en este acto.

«No se trata de abrir heridas»

Esta medida estelar del Ministerio de Carmen Calvo se encuentra enmarcada dentro de la nueva Ley de Memoria Histórica que promueve su Vicepresidencia y en el que está «empeñado el Gobierno». El Gobierno de Pedro Sánchez llevará esta ley al Congreso y al Senado «muy pronto», según ha revelado la propia Calvo. «Vamos a trabajar en las Cortes Generales por una nueva Ley de Memoria Histórica para que nuestro país sea una democracia en plenitud, de conocimiento y recuerdo. No se trata de abrir heridas, sino de cerrarlas para siempre, pero no se pueden cerrar sin justicia», ha recalcado.

La nueva Ley de Memoria Histórica sustituirá a la que aprobó el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. En la nueva normativa se recogerá, según ha revelado Calvo, un «un banco de ADN para identificar a los represaliados y una resignificación del Valle de los Caídos, para que una vez que el dictador no está allí se convierta en un lugar de respeto, paz y silencio por las víctimas que allí están, de los dos bandos».

«Esta nueva ley busca completar a la anterior, seguir avanzado y cubrir los espacios y algunas lagunas para que no haya justicia sin verdad ni paz sin justicia», ha afirmado la vicepresidenta del Gobierno. Calvo ha destacado la Ley de Zapatero porque ha dado «frutos importantísimos como que la conciencia aceptada en España de que no podemos cerrar heridas sin tener la verdad, la reconciliación y la paz como frontispicios».

Este nuevo plan de exhumaciones se realizarán «con responsabilidades compartidas con las autonomías» y en aquellos municipios que se han empeñado en «no tener fosas comunes». «España es una democracia que no debe tener fosas comunes, ni desaparecidos, ni familiares que buscan a sus seres queridos. No es solo un asunto del pasado, es un asunto del futuro», ha señalado.

«No podemos ser una democracia cimentada sobre la desmemoria, tenemos que ser una democracia que esté construida sobre el conocimiento y la verdad, y sobre todo, no podemos seguir avanzando con miles de familias que aún buscan a sus víctimas», ha añadido Carmen Calvo.

En mitad de una pandemia

El Gobierno de Pedro Sánchez busca con esta medida volver al guerracivilismo mientras nuestro España sigue inmersa en la pandemia del coronavirus, que ha dejado hasta el momento más de 42.000 fallecidos. La propia Carmen Calvo acudió el pasado lunes al funeral que se realizó en la catedral de la Almudena en Madrid como homenaje a los miles de fallecidos por el virus. Fue organizado por la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y estuvo presidido por los Reyes de España.

La gran ausencia destacada fue la de Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, que se montó un viaje a Lisboa el mismo día para reunirse con su homólogo luso, António Costa. Sánchez podía volver el mismo día para llegar a tiempo, pero prefirió delegar en Carmen Calvo para que fuese la máxima la máxima representación del Ejecutivo en este funeral.

Lo último en España

Últimas noticias