PSOE-PODEMOS

El Gobierno gastó 12.200 € en plena pandemia en cambiar el rótulo al Ministerio de Pablo Iglesias

El Ejecutivo ha retirado las letras de la fachada y ha instalado una lona en altura y un luminoso en la entrada

Sánchez rechaza recortar el sueldo a los altos cargos porque ahora necesita un Gobierno "robusto"

Fachada del ministerio de Pablo Iglesias con la lona y el luminoso.

El Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias tuvo tiempo en plena pandemia de coronavirus para cambiar el nombre a la fachada del edificio público donde tiene su despacho desde el mes de enero el vicepresidente segundo del Ejecutivo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030. Una operación que ha supuesto la instalación de una lona en altura y de un luminoso en la entrada y que se ha saldado, contando la mano de obra, con un gasto de al menos 12.200 euros, impuestos incluidos.

Según la documentación de sendos contratos menores, a los que ha tenido acceso OKDIARIO, el Ministerio de Sanidad externalizó la retirada de las letras del anterior departamento («Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad» en la etapa del Ejecutivo de Mariano Rajoy) por un importe de 6.503,75 euros, IVA incluido. La empresa que llevó a cabo esta tarea fue Cuevas Grima, Obra y Servicios SL por acuerdo de la Administración el 10 de marzo tras recibir seis ofertas. Sin embargo, esta firma no realizó el trabajo colgante de retirada de las letras hasta el 5 de junio, dentro del estado de alarma, tal y como pudo comprobar in situ este periódico.

Este encargo no sólo incluyó la retirada de las letras del anterior ministerio, sino también la «limpieza y saneamiento del dintel del edificio sito en el Paseo del Pardo número 18-20 de Madrid», según consta en el expediente. Si bien este contrato aparece firmado electrónicamente por la Subdirección General de Programación y Gestión Económico-Financiera del Ministerio de Sanidad, la máxima responsabilidad sobre el edificio recae sobre la Vicepresidencia segunda del Gobierno, que ostenta Pablo Iglesias, al ser el cargo con mayor rango que ocupa las instalaciones.

De hecho, tanto en el luminoso instalado a la entrada como en la lona colgante colgada bajo el dintel aparece en primer lugar la Vicepresidencia segunda de Pablo Iglesias, seguida del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, el Ministerio de Sanidad que dirige Salvador Illa y el Ministerio de Consumo que gestiona Alberto Garzón. Además, la lona incorpora el logo oficial de la Agenda 2030 del departamento de Iglesias.

Segundo expediente

Además del servicio de mano de obra, se tramitó un segundo expediente de contratación que llevó por título: «Instalación de una lona frontlight con identificación institucional de la Vicepresidencia segunda del Gobierno y Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Consumo de la fachada principal del edificio del Paseo del Prado número 18-20 de Madrid». En este caso, el adjudicatario fue Orybex Marketing SL y el importe ascendió a 5.736,01 euros, impuestos incluidos. En este caso, se recibieron igualmente seis ofertas y la citada empresa fue elegida por acuerdo del 10 de marzo, con 14 días para la ejecución del contrato.

Tras su toma de posesión en el mes de enero, el vicepresidente Iglesias no se instaló en el Palacio de La Moncloa ni en un edificio oficial junto a los otros ministerios dirigidos por miembros de Unidas Podemos, carteras que están bajo su coordinación. En concreto, el líder podemita pasó a compartir sede con el nuevo titular de Sanidad, el socialista Salvador Illa, en el edificio de esta cartera. También le acompañó Garzón como responsable de Consumo, Ministerio de nueva creación.

El aterrizaje de Iglesias en Sanidad fue tal que incluso pasó a ocupar el despacho que ostentaron las antecesoras de Illa, las también ministras socialistas Carmen Montón y María Luisa Carcedo, que fue quien realizó el protocolario traspaso de cartera a los tres ministros a la vez.

No dio cifra alguna

El pasado marzo, el Grupo Parlamentario de Vox en el Congreso de los Diputados remitió una pregunta escrita al Gobierno de PSOE-Podemos interesándose por el «montante de las partidas presupuestarias destinadas a gastos relacionados con la creación de nuevos Ministerios y de sus distintos departamentos administrativos, así como cantidad prevista para la sustitución y realización de cartelería, señalética, sellos, membretes en los folios, carpetas y, en general, cualesquiera artículos relacionados con la imagen institucional».

Sin embargo, el Ejecutivo socialcomunista no dio ninguna cifra en su respuesta con fecha de 6 de mayo y justificó el elefantiásico tamaño del Gobierno de Sánchez, el más grande de la Democracia desde Adolfo Suárez. Moncloa esgrimió que «es potestad del presidente del Gobierno definir la estructura y composición de su Gobierno en función de las necesidades del propio Ejecutivo». Junto a ello, añadió que «en relación con los eventuales incrementos de costes que puede suponer esta nueva estructura gubernamental, los créditos presupuestarios correspondientes son los previstos en los Presupuestos Generales del Estado de cada año», que en la actualidad están prorrogados desde 2018, las últimas cuentas del Gobierno de Mariano Rajoy.

Lo último en España

Últimas noticias